Aquellos que quieran la máxima eficiencia y rapidez cargando la batería de sus mandos, deberían mirar las nuevas propuestas de Snakebyte.

En muchas ocasiones parte del hardware de la consola parece quedarse estancado sin una evolución palpable en prestaciones o en posibilidades, como puede pasar al tipo de producto que os presentamos hoy en la noticia. Se trata de los packs de batería, los cuales han sido mejorados y potenciados gracias al trabajo de Snakebyte, empresa especializada en realizar hardware para dispositivos electrónicos, y que seguro que a más de uno puede interesar si no dispone de uno.

No traemos un kit de carga y juega, sino tres productos que puede sacarnos de un apuro en los momentos más críticos. El primero de ellos es el Twin: Charge X, un cargador doble donde podremos posicionar dos mandos de Xbox One a la vez sin la necesidad de realizar presión de ningún tipo. Simplemente estacionando el mando en el puerto correspondiente, la batería propia del conjunto (de 800mAh) se activará y comenzará su carga, con unas luces LED que nos indicarán cuánto tiempo queda para terminar el proceso.

Si no acaba de convencernos este modelo, podremos disfrutar de una versión algo más “simplificada” con el Xbox Battery Kit, una batería de 700 mAH que se reemplaza por la propia del mando, con un cable USB conectado a la consola que actuará igual que un “carga y juega”, proporcionándonos una autonomía aproximada de 8 horas (mucho más que la que consiguen marcas similares, según Snakebyte).

Eso sí, si lo nuestro es echarle horas a los juegos, y queremos tener lo mejor del mercado, entonces vuestra solución es Xbox One Battery: Kit Pro, pensado como su nombre indica para profesionales. Su carga de 1500 mAh nos asegurarán 12 horas de diversión directa sin pensar en recargar la batería. Lo ideal para no tener malas experiencias en los momentos más inoportunos.