SUNSET OVERDRIVE.

Nota: Es posible que al momento de leer este artículo el videojuego mencionado no se encuentre disponible dentro del catálogo de Xbox Game Pass por lo que te recomendamos visitar este enlace en el que encontrarás el catálogo completo de títulos.

Ha pasado un buen tiempo desde que me senté a recomendar un título del catálogo del Game Pass y va siendo hora de retomar las recomendaciones con un videojuego que ya tenía en mente desde hace un buen rato, hablo de Sunset Overdrive. Daré entonces a continuación unas pinceladas de los apartados que más me llaman la atención de este videojuego y que me hacen recomendarlo como candidato de una de esas Tardes de Game Pass.

Para quien desconozcan su desarrarolladora espero que baste con mencionar el hecho de que son los mismos creadores del reciente exclusivo de PlayStation 4 que protagoniza Spider-Man. Es precisamente a raíz de este lanzamiento que se me vino a la mente la idea de hablar sobre Sunset Overdrive, no he probado la nueva obra de Insomniac Games pero hay algo que tengo seguro y esto es que muchas de las cosas que los jugadores de PlayStation 4 han disfrutado de Marvel’s Spider-Man son el resultado de todo lo aprendido con Sunset Overdrive.

Es difícil saber por qué un videojuego tan único como este no logró en su momento alcanzar el éxito deseado, aunque por suerte el hecho de ser parte del catálogo del Xbox Game Pass es la oportunidad perfecta para recomendarlo y es que considero que a pocos dejará indiferente. Sunset Overdrive tiene tras de sí unos valores muy propios de lo que representa la marca Xbox, diversión, aventura, humor, una jugabilidad satisfactoria y mundos en los cuales deseas perderte.

Deseo empezar por lo que ha hecho que desde octubre del año pasado hasta día de hoy aún permanezca regresando con el mismo entusiasmo a Sunset City, hablo de la jugabilidad del videojuego. Lo que Insomniac Games logró con Sunset Overdrive es lo mismo que Playground Games ha alcanzado con la serie Forza Horizon, ya sea que estés jugando una misión principal, una secundaria o incluso cazando logros (solo como pretexto para seguir jugando), el controlar al personaje  en este videojuego es una experiencia inolvidable y muy satisfactoria.

No estoy descubriendo la rueda ni mucho menos y es que en su diseño ya se tenía en mente que el control fuese un deleite, saltar, impulsarse, correr por las paredes y el grindeo son alicientes perfectos para que la más ínfima tarea se realice con el mayor de los gustos. Más allá de lo divertido del mero hecho de moverse tenemos el uso de las armas, aspecto donde se encuentra otra de las virtudes del videojuego y es que a nuestra disposición hay un variado arsenal que da pie a todo tipo de alocadas situaciones.

El videojuego hace que sea natural el tener que estar en constante movimiento y contrario a penalizar por no hacerse esto lo que se hace es constantemente motivarnos a que seamos arriesgados, que probemos nuevos movimientos y obtengamos resultados explosivos. Una vez te estás desplazando por su mundo la estética es el apartado gráfico, el diseño de personajes, la interfaz del videojuego, y cómo no su banda sonora, los aspectos que te hacen permanecer. Cada elemento de Sunset Overdrive rebosa de identidad y es por eso que es tan difícil el sacarte este videojuego de la cabeza.

En Sunset Overdrive nuestro personaje y lo que le rodea atraviesa constantemente la cuarta pared, lo que hace aún más divertidas y ocurrentes las situaciones por las que tendremos que pasar. Al ir más allá de unos cuantos huevos de pascua y realizar interacciones conscientes con el jugador son pocos los videojuegos que consiguen un buen resultado, este es uno de ellos y allí está una de las razones que hacen de Sunset Overdrive un videojuego tan fascinante.

Ni mucho menos estamos ante un producto perfecto pero es gracias a sus virtudes que Sunset Overdrive engancha desde un primer momento y más importante aún obliga al jugador a encontrar cualquier excusa para continuar regresando a su mundo. De haber una secuela para Sunset Overdrive y tras lo aprendido en Marvel’s Spider-Man lo que podría hacer Insomniac Games sería fenomenal al llevar un paso adelante su alocada jugabilidad, aunque es incierto si esto sucederá o no; sin embargo me gusta saber que a día de hoy tanto los jugadores de Xbox One como de PlayStation 4 han podido se testigos de lo que sucede cuando a Insomniac Games se le permite desarrollar videojuegos con un solo objetivo en mente, la diversión.