D4: Dark Dreams Don’t Die, fue un juego episódico que no llegó a lanzar su segundo capítulo por los problemas de salud que tenía Swery65.

En verano de 2015, Hidetaka Suehiro estrenó un videojuego llamado D4: Dark Dreams Don’t Die que nos introducía en la piel de un detective que investiga la muerte de su esposa utilizando sus recuerdos para ir descubriendo todo lo que sucedió, a través de hilarantes personajes ofrecía al jugador un estilo exquisito donde las acciones del timming determinaban las fases de acción,  la cantidad de detalles y trabajo en este título eran un gran aliciente para el jugador y muchos fans esperaban a su segundo episodio con muchas ganas.D4: Dark Dreams Don't Die Swery65

 

Lo hemos jugado y podemos decir que es una maravilla de juego que por desgracia se quedó en el primer episodio del videojuego, en algunos medios se habló de que la carga de trabajo e inversión para el proyecto fueron muy altos y sus ventas no fueron las suficientes para que pudiese producirse una segunda parte como le hubiese gustado a Swery65.

A pesar de los motivos económicos, Swery65 siempre ha mantenido que debido a su enfermedad se tuvo que posponer el proyecto y finalmente abandonarlo. Tras un tiempo de silencio lanzó el videojuego The Good Life sin demasiado éxito por tratarse de un juego más indie y con el recuerdo de su abandonado proyecto en la mente de muchos jugadores.

D4: Dark Dreams Don't Die Swery65

Hidetaka no se quiere rendir y promete que ofrecerá un nuevo título, pero en la industria de los videojuegos cuando alguien no termina un proyecto o lo encarece estrepitosamente, es difícil que vuelvan a confiar en ti los inversores. Esto parece ser un infortunio pero ya no se puede cambiar el pasado.

Estaba enfermo y dejé mi anterior equipo