Digital Foundry pasa su lupa por el más reciente lanzamiento de Microsoft Studios y Undead Labs.

Si bien desde Microsoft han podido presumir de la buena cifra de jugadores que se encuentra sobreviviendo al mundo post apocalíptico de State of Decay 2, es una pena que a nivel técnico hayan aspectos que necesitan ser mejorados con urgencia tal y como señalan desde Digital Foundry. El medio británico ha realizado una comparativa entre las versiones de Xbox One y Xbox One X.

Desde Digital Foundry destacan algunos de las mejoras a causa del Unreal Engine 4, el nuevo motor gráfico del que hace uso la secuela, el ciclo de día y noche dinámico, la simulación de físicas de los objetos y los efectos de iluminación.

El veredicto al que llegan es que Xbox One X gana en el aspecto visual y Xbox One estándar lo hace en el rendimiento. Los principales problemas de la edición estándar de Xbox One son la carga de elementos en pantalla y que por ejemplo los rayos de sol parezcan tener una pequeña relentización. Por otra parte, en la consola premium de Microsoft nos encontramos con que la tasa de imágenes por segundo es menor que en la edición estándar. En cuanto al apartado visual la versión de Xbox One X sufre importantes mejoras en la gran mayoría de sus aspectos con respecto a la versión de Xbox One.

Aquí debajo puedes observar el análisis completo de Digital Foundry: