Con sus últimas actualizaciones y añadidos Undead Labs ha dejado el título de zombis de Microsoft en una experiencia profunda y compleja. No es un juego de aventuras: es un simulador. Si vas a probarlo, quizá deberías echar un vistazo a estos consejillos

State of Decay apareció en 2013 para Xbox 360 (más tarde llegaría al PC y recibiría un remáster en Xbox One) con una propuesta diferente a otros títulos de zombis como Dead Rising o Dead Island. Aquí el matar zombis era lo de menos (aunque vais a luchar con zombis… y mucho) y lo importante era la supervivencia de un grupo entero de humanos, de supervivientes que, como en la serie de tv “The Walking Dead” pasarían mil y una penalidades para sobrevivir en el apocalipsis. Su segunda parte aparecida en marzo de 2018 amplía y potencia este aspecto. Afortunadamente Undead Labs no optó por lo fácil y comercial y disipando los temores de quienes disfrutamos el primero, lo hizo aún más profundo, aún más complejo… aún más simulador.

La primera entrega sigue siendo un magnífico juego, pero la segunda parte amplía y potencia cada uno de sus aspectos

Porque hay que dejar claro desde el primer momento lo que os vais a encontrar: no es un juego de aventuras ni de acción, es un simulador. Un simulador de apocalipsis zombi, tan profundo y complejo en esta su segunda entrega como un simulador de aviones.

Quizá oyérais o leísteis en su lanzamiento que el juego tenía problemas de framerate y numerosos bugs… bueno, no era el león tan fiero como lo pintaban (suele ocurrir… ¿alguien dijo Fallout 76? nada, corramos un tupido velo…) pero lo cierto es que tras varios parches y actualizaciones gratuitas como Zedhunter el juego está ahora de dulce. Lo tengáis disponible en el Game Pass o lo veáis por alguna tienda a buen precio, es el momento de pillarlo.

“Daybreak” es el único dlc de pago. Un modo horda que nos dará ventajas también en la campaña y nos contará más cosas de “la Garra Roja”

Pero como advertíamos, no es un  juego fácil. Quizá en las primeras horas os veáis muy perdidos (a fin de cuentas de éso se trata… de que os sintáis como se sentiría un superviviente recién estallado el holocausto zombi) con tanto por hacer y un grupo de supervivientes que dependen de vuestra cabeza y vuestra pericia. Para que vuestra comunidad de supervivientes arranque con buen pie, sólo para los primeros pasos, vamos a daros algunos consejillos iniciales a la vez que repasamos las características más importantes del juego ahora, tras los añadidos y actualizaciones que lo han dejado perfecto (y ojo que aún vendrán más). Coge tu machete y acompáñanos…

Primeros momentos. Características generales.

Exceptuando los personajes elegidos en el Tutorial (si lo pasáis), los demás serán procedurales: nadie más los tendrá

Lo primero que os van a pedir en State of Decay 2 es elegir si queréis pasar el tutorial o no, pudiendo crear una comunidad directamente. No es baladí la cuestión ya que de elegir lo segundo os saldrán infinitos personajes aleatorios, procedurales más bien, de los que tendréis que elegir 3.

Si optáis por el tutorial, recomendable la primera vez, tendréis que escoger entre ocho parejas preestablecidas (aquí sí son las mismas para todos), cada una con su historia y características. Hay dos hermanos, dos viejos amigos, dos compañeros de trabajo…

No es este un juego de cinemáticas y escenas peliculeras. La única que vais a ver es antes del Tutorial

Es momento de destacar un aspecto del juego al que no se le suele prestar atención y es importante para sacarle todo el jugo: molestaros en leer la biografía de vuestros personajes, de dónde vienen, cuál era su vida antes del apocalipsis, qué les gusta y qué no soportan. Es algo que aprovecharéis en sus misiones personales y fundamental para la convivencia del grupo (luego profundizaremos en éso).

Cada personaje es único; con un pasado y una personalidad. Y puede que una habilidad especial (la de abajo del todo tras “Tiro”). Importante no repetirse: no sirve de mucho tener dos jardineros o dos cocineros…

Finalmente, escojáis el tutorial (breve pero que explica un poco mejor la historia y ciertos aspectos como la Plaga de Sangre; insisto que para la primera partida es recomendable. Para futuras nuevas partidas podéis saltarlo y crear una comunidad nueva directamente) o no, empezad a fijaros en la útima casilla de sus habilidades: si es Tiro significa que no tienen ninguna y cuando encontréis un libro de habilidades podréis darle una. Si ya tiene una tras Tiro es la suya especial y será muy útil, sea la que sea.

Aún tendréis que hacer una elección más antes de que saltéis al ruedo: el lugar. Os darán a elegir entre Antiplano, Valle o Meseta. Los tres mapas disponibles. Funcionalmente no hay diferencias, la aventura será similiar en cualquiera de ellos y hay las mismas cosas, sólo cambia un poco la ambientación. Personalmente el más bonito me parece el Valle, pero esto es cosa mía que me gusta el verde y los otros dos son más desérticos…

Hay tres mapas disponibles y pronto llegará el cuarto. Esta es de El Valle

Ya tenemos nuestro pequeño grupo inicial y nos sueltan en el mapa elegido… al lío.

La base. Nuestro hogar y fortaleza. Puestos de Control:

Una vez en el mapa, a buscar refugio. Ya la primera misión os mandará a una casa que será vuestra primera base. Tened en cuenta que en cada mapa hay tres tipos de bases, variando en tamaño y en “precio” (la Influencia es la moneda del juego que ganaréis vendiendo objetos, cumpliendo misiones y ayudando a los demás):

  • Las de 1000 de Influencia: Tienen unos 6-8 espacios para vuestros módulos (enfermería, cocina, taller, huerto, etc). Requieren 4 personas para ocuparlas. Puede haber tres o cuatro en cada mapa.
  • Las de 1500 y 2000: 8-10 espacios y 5-6 personas. Un par en cada mapa.
  • La de 3500: 12 o más espacios y pide 8 personas para ocuparla. Sólo hay una por mapa.
Depósito de contenedores, una de las bases de 3500 de Influencia (sólo una en cada mapa)… y aún así no podréis construír todos los Módulos posibles. Siempre habrá que elegir cuáles necesitas más o te vienen mejor

No tengáis prisa por mudaros; mejor una base pequeña bien acondicionada que iros a una grande y a empezar de nuevo. Tened en cuenta que la Moral del grupo (un aspecto muy importante: si la Moral es muy baja pueden rendirse y abandonar; los perderéis, se irán) baja cuando la base es un desastre (está mal acondicionada).

Sea del tamaño que sea hay muchos módulos que podéis construír, desde el taller o la enfermería a aseos o un salón de juego; hay de todo pero A) en ninguna base (ni siquiera en las más grandes de 3500) podréis construírlos todos; siempre habrá que elegir en función, además, de vuestros especialistas. Y B) imprescindibles el Taller, la Enfermería y el Huerto. A partir de ahí, los espacios que os sobren para otros módulos ya vais viendo que os conviene.

Si la base está bien acondicionada y abastecida (ojo, no es fácil) la Moral será buena

Fuera de vuestra base, lo más importante serán los Puestos de Control. Empezaréis siempre con posibilidad de tomar 2, pero mejorando el Centro de Mando de vuestra Base (fijaos en la captura de arriba el dibujo de la antena) podréis llegar a tener más, hasta 5 he tenido yo. Los Puestos de Control son las ubicaciones normales que encontráis por el mapa (casas, talleres, fábricas, tiendas, granjas… cualquiera sirve) que si los “conquistáis” (limpiándolos de zombis, claro) y tenéis sufuciente Influencia para reclamarlos, pasarán a ser sitios donde tendréis vuestro almacén, podréis soltar equipo, reabasteceros y cambiar de personaje.

Hay dos parámetros básicos a la hora de elegir un Puesto de Control:

  1. Distribuírlos bien por el mapa: no sirve de mucho uno muy cerca de la Base o dos muy juntos. Se trata de que cuando estéis viajando y estéis heridos, agotados o cargados de suministros, podáis aliviaros aunque estéis muy lejos de vuestra Base.
  2. Fijaos bien en qué bonificación os da el Puesto antes de reclamarlo: algunos dan Comida, otros Camas adicionales, otros Agua… Procurad que sea algo que no tenéis o que escasea en vuestra Base. Por ejemplo, si pilláis un Puesto de Control que os da Energía, os ahorraréis tener que contruír un generador en la Base; espacio para otra cosa que ganáis.
Cada Módulo, una vez construído, puede volver a mejorarse varias veces. Pero para las versiones mejores necesitarás un especialista y materiales poco comunes… No será fácil pero las ventajas serán grandes

Nuestros Supervivientes. Vida, pasado y moral:

Como ya hemos dicho, la Moral es fundamental para que el grupo prospere. Hay varios aspectos a tener en cuenta al principio:

  • Que el grupo crezca de forma natural; no tengáis prisa: Tened en cuenta que cada día que pasa, cada superviviente cosume una ración de comida de vuestras reservas, cada uno necesita una cama (si hay camas de menos no recuperarán el cansancio tan rápido y bajará, otra vez, la Moral), así que mejor pocos pero bien pertrechados y provistos al principio. Ya se incorporarán nuevos.
  • Las habilidades especiales: que sean diferentes. Muchos Módulos y muchas acciones sólo podréis mejorarlos y realizarlas si algún miembro tiene una habilidad especial. Id guardando los Libros de Habilidades que encontréis; así cuando incorpréis un miembro a la comunidad, si no trae ninguna le daréis uno para aprender la que os convenga.
  • Cuando llegue la hora de especializarlos en combate, variedad: Sus habilidades crecen con la práctica (como en los The Elder Scrolls) y cuando vayáis a elegirles una especialización de combate, procurad no repetiros. Unos que sean buenos con los rifles de larga distancia, otros con las pistolas, otros las armas de filo, otros las armas romas… así aprovecharéis todas las armas de vuestro arsenal.
Cada superviviente es único. Especializa sus habilidades de forma variada.

Después de estableceros en vuestra Base con vuestro pequeño grupo empezarán las misiones, que las hay de tres tipos:

  1. Misiones Principales: No tienen tiempo, podéis dejarlas para cuando queráis y pasarán por tres fases a su vez:

Elegir un Líder: Los supervivientes irán subiendo en estatus social dentro del grupo (Recluta, Ciudadano, Héroe). Cuando tengáis uno o más Héroes ya podréis nombrar a uno de ellos Líder del grupo. Fijaos bien qué Legado desbloquearía cada posible Líder antes de nombrarlo, pues esto será determinante en la Fase 3. Es recomendable esperar a tener varios Héroes antes de de nombrar un Líder. Un Líder no dejará de serlo (no se puede cambiar) a menos que muera, en cuyo caso otro Héroe le puede sustituír.

Limpiar las Plagas de Sangre: Hay 10 en cada mapa; ojo porque no tendréis ningún contador (llevad la cuenta en vuestra cabeza) ni van a aparecer las 10 en el mapa. Irán apareciendo cuando paséis cerca de una de ellas y desde los observadores (que desbloquean puntos en el mapa como las atalayas de Assassin´s Creed). No hay tiempo, las Plagas van a estar ahí hasta que las destruyáis.

Destruír las 10 Plagas de Sangre eslo que hará avanzar la historia. A tu ritmo; mientras quede una no se desbloquearán las misiones finales.

Misiones del Legado: una vez destruídas las 10 Plagas, comienzan las misiones de historia según el Legado que haya salido de vuestra elección de Líder. Hay cuatro Legados posibles: Soldado, Alguacil, Comerciante y Constructor. Cuatro historias y cuatro desenlaces diferentes para la misma. De nuevo sin tiempo. Eso sí, tened en cuenta que al acabar la última misión de Legado se acabó el juego, no se puede seguir jugando (sí empezar otra comunidad, claro).

Cada final desbloquea una bonificación (según el Legado) para tus futuras comunidades, ¡así que procura no repetirte!

2. Las misiones personales: Son las que afectan a tus supervivientes, normalmente relacionadas con su pasado o con algo que desean o incluso secretos que esconden. Fundamentales de cara a su Moral y sí, tienen un tiempo para atenderlas. Si no lo haces la misión desaparecerá, volverá al poco tiempo… y si vuelves a no atenderla, la Moral de dicho superviviente bajará e incluso podría abandonar la comunidad. Muy importantes.

3. Misiones de otras comunidades o supervivientes: Son las que quedan, avisos de radio de otros grupos o supervivientes aislados. En los primeros es bueno llevarse bien con las otras comunidades; para poder comerciar con ellos e incluso recibir su ayuda (de distinta clase según sean mecánicos, médicos o soldados, por ejemplo) si llegamos al grado máximo de amistad… y por evitar acabar a tiros si por el contrario nos enemistamos. Los supervivientes solitarios, si les ayudamos, podemos ofrecerles unirse a nuestra comunidad (Fijaos en sus habilidades antes… recordad que no queremos dos iguales, ¿verdad?).

Todas estas tiene tiempo también y ante todo tened una cosa clara: es imposible hacerlas todas. Como ocurría en Dead Rising, habrá gente a la que no podamos ayudar (no nos dará tiempo). No agobiaros; vuestro objetivo es sobrevivir, no salvar al mundo. Ante la duda… los vuestros los primeros (suena cruel pero así es el mundo post apocalíptico).

Liderazgo, Comunidad, equipo, pérdida… No sois un personaje, gestionáis a toda una comunidad. Y la muerte es permanente. No os encariñéis demasiado con ninguno…

Estáis casi listos para empezar. Miscelánea y consejos finales:

Poco más para que podáis empezar vuestra partida sabiendo dónde os metéis. Hay muchísimos más aspectos a tratar pero se trataba de una ayudita al aterrizar. Algunos consejillos sueltos:

  • Hay que cuidar de los coches pero tampoco es tan grave si tenéis un Taller y un mecánico. Podréis fabricar los kits de reparación y repararlos sobre el terreno.
  • Hay objetos que no sabréis para qué sirven. Si en la descripción pone “Alto valor comercial” es que son para vender, únicamente. Recordad que no sólo a los comerciantes podéis vender (y comprar). Cualquier grupo de supervivientes con los que os llevéis bien os dará la opción de comerciar.
  • Armas diferentes, municiones diferentes… ahorro. Ya, te gustan las escopetas, pero no pueden ir todos con escopetas. Reparte bien las armas.
  • Para la Moral es importante acabar con las Plagas de Sangre y las Infecciones. Cuanto más cerca de la base estén, más subirá la Moral al destruírlas. Ve limpiando en círculo alrededor de tu base…
  • Usad el Menú de Radio (arriba en la cruceta) para buscar recursos (Materiales, Comida, Medicina, Munición y Combustible). Cuesta Influencia pero muy poca y es mejor que registrar sitio por sitio.

Espero que os haya gustado, que os sea útil en vuestros primeros pasos y recordad la regla básica del juego: no sois superhéroes ni esto va de salvar el mundo. Va de sobrevivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.