El videojuego más gamberro de la generación no se podrá monetizar en Youtube por el contenido inapropiado que contiene el título.

Muchos usuarios de Youtube compran de manera anticipada algunos juegos para poder retransmitir partidas en directo antes que nadie y conseguir así la monetización de youtube con los títulos más recientes. En el caso de South Park, no se considera que cumpla con las normas de youtube al contener escenas de violencia, racismo, etc. Algunos usuarios, ya han mostrado su malestar por la obligación de editar los videos para censurar partes poco apropiadas del videojuego.

Teniendo en cuenta todo el revuelo que se está montando últimamente con el tema del racismo y los insultos en los directos de youtube, es normal que un juego como South Park se vea afectado y señalado por las compañías que pagan por publicidad para que no aparezca su empresa junto a imágenes de este título.

Ryan Wyatt, jefe de contenido de juegos en YouTube, ha explicado que hay videojuegos que pueden hacer uso de la violencia porque se justifica de algún modo ese contenido, pero en el caso de South Park se utiliza la violencia innecesariamente y sin justificarse de ningún modo, por ello se censuran los gameplays de este videojuego.