La versión 1.0.1 de Sea of Thieves traerá una serie de corrección de errores y mejoras en el rendimiento del juego de piratas

La primera gran actualización de Sea of Thieves será la versión 1.0.1 y se ocupará sobre todo de reparar pequeños y molestos errores, a la vez que ofrecer un mejor rendimiento general. Muchos de estos pequeños errores tratan de elementos como las gaviotas, cofres que no se podían recoger y otros problemas técnicos.

Las mejoras de rendimiento se centrarán sobre todo en la versión de Xbox One X, mejorando esos molestos tirones del juego en el barco pequeño y la velocidad de fotogramas por segundo al explotar una isla grande.

El tamaño de la actualización irá entre los 9,99 GB de la versión de Xbox One, y los 18,97 GB en las plataformas de Windows 10 y Xbox One X. Preparad pues el disco duro ante la magnitud del parche, aunque según Rare, la próxima vez no será tan grande.

Los suscriptores de Xbox Game Pass pueden volver a jugar a Sea of Thieves

 

 

 

Los chicos de Rare también han anunciado que no van a implementar el cambio que iban a introducir en cuanto a las monedas de oro, que nos hacían “pasar por caja” con una cantidad que variaba según lo absurdo o arriesgado de la muerte. Esto lo han decidido, según el estudio, escuchando los comentarios de los jugadores, por lo que el estudio está muy comprometido con la comunidad y escucha las quejas.

Sea of Thieves ya está disponible en Xbox One y Windows 10 y en Comunidad Xbox puedes leer nuestro análisis completo.

También puedes escuchar aquí el programa de podcast especial dedicado al juego de piratas.

 

 

 

Notas del parche aquí