Rare lanzará la primera beta cerrada después de su alpha de larga duración.

Apenas quedan un par de meses para el lanzamiento de Sea of ​​Thieves (20 de marzo de 2018), el juego de piratas de mundo abierto desarrollado por Rare, que tras tres años desde su anuncio por fin ve la luz al final del túnel. La alpha protegida por NDA (acuerdo de confidencialidad entre usuario y empresa) tuvo una larga duración en el tiempo, pero llegó a su fin el año pasado con una gran sesión de prueba de una semana. Hubo mucha gente que se quedó sin poder probarla al estar muy restringida, por lo que cualquiera que aún no lo haya probado tiene una nueva oportunidad, ya que se anunció hoy que una beta cerrada comenzará a finales de este mes.

La beta cerrada tendrá una duración de cinco días, desde las 13:00 (horario español) del 24 de enero hasta las 9:00 del 29 de enero. Rare señaló que la versión beta no ofrecerá la experiencia completa del juego, comentando que “queremos mantener unos cuantos trucos en nuestras mangas para que los jugadores los descubran en el lanzamiento”. Lamentablemente no se compartieron detalles sobre las nuevas características que podremos encontrar en esta versión beta.

En cuanto a quién puede unirse a la beta cerrada: solo tendrán acceso los jugadores de Xbox One y Windows 10 que hayan precomprado el juego, así como aquellos que se unieron al Programa Insider de Sea of Thieves antes del 1 de diciembre. Además, la versión beta no estará bajo NDA, lo que significa que los jugadores pueden “hacer streaming, crear vídeos, compartir clips y hacer capturas de pantalla”, sin preocuparse de nada.

Sea of Thieves llegará a consolas Xbox One, con mejora en Xbox One X, así como a Windows 10. Contará con cross-play entre las plataformas y gracias a que es un título Xbox Play Anywhere, la compra de una copia digital del juego en una plataforma dará acceso a la otra sin cargo adicional.