Las redes llevan días vertiendo filtraciones sobre las próximas entregas de Bad Company y Battlefield. ¿Estarán en lo cierto?

No sabemos si será verdad, o es que los fans de las franquicias desarrolladas por DICE tienen muchas ganas de poder jugar a un futuro Bad Company 3 o a un Battlefield inspirado en la Segunda Guerra Mundial, pero los rumores llevan salpicando los foros desde hace varios días. Si hace unos días comentábamos las polémicas declaraciones del youtuber AlmightyDaq, ahora es el turno de un usuario de Reddit, Jake_Sight, quien ha avivado de nuevo las ascuas “rumorológicas” sobre los dos juegos. (Podéis ver el hilo de Reddit aquí, pero por desgracia el usuario ha borrado su comentario).

Sin perder más tiempo, os dejamos toda la supuesta información hasta la fecha sonsacada de ambos juegos.

Por un lado, La campaña del próximo Battlefield (listado para el 2018) se inspirará en eventos de la Segunda Guerra Mundial. Como en el anterior Battlefield, tendremos la perspectiva de diferentes tipos de soldados y sus mecánicas jugables serán muy similares (tanto a nivel de destrucción de escenarios, como gunplay, presentación de prototipo de armas nunca antes vistas, etc.). Contaremos con mayor cantidad de vehículos, donde se incluirán tanques, coches de transporte, aviones y cazas.

La personalización del personaje estará presente, al igual que las armas a portar, y tendremos que subir la experiencia de nuestro soldado para desbloquear nuevas armas y características. Los mapas volverán a ser a gran escala y multitudinarios, como en el último Battlefield, y la controversia y polémica llegará sin lugar a dudas por el uso de símbolos Nazis, por ejemplo, o un gore muy explícito.

Por otro lado, la campaña de Bad Company 3 (listado para el 2019) se volverá a centrar en la escuadra original de Bad Company, con los característicos flaskbacks que padecían y con diferentes escenarios de combate que comprenderán desde Vietnam hasta Alaska. La destrucción del entorno brillará al mismo nivel que las anteriores entregas, con un gunplay algo más técnico y orientado a la habilidad del jugador. 

Existirán vehículos en el juego, pero no tendrán un papel muy relevante como sí pasa con Battlefield (los tanques, por ejemplo, estarán presentes pero no serán el punto fuerte del título). Existirá customización de nuestro personaje para el online y su modo Conquista será la estrella del multijugador, con refriegas por “secciones” como ya vimos en anteriores entregas.

Puede que sea pronto para arrojar tanta información sobre ambos juegos, pero de ser así, podríamos estar bien contentos gracias a la oleada de shooters en primera persona que tendremos disponible en estos años.