El clásico juego de rol Star Wars: Knights of the Old Republic sigue estando considerado uno de los mejores títulos de Xbox.

El primer videojuego de Star Wars que abordó el género de los juegos de rol, Knights of the Old Republic (también conocido como KotOR), fue desarrollado por BioWare y lanzado para la primera Xbox en 2003. Ambientado 4.000 años antes de los acontecimientos que vimos en en el Episodio I: La Amenaza Fantasma, la fantástica historia de los Lores Sith Revan y Malak es una de las más conocidas del Universo Expandido de Star Wars.

Una de las mejores cosas que tienen las comunidades de fans es la inquebrantable pasión que sentimos por nuestras amadas series o sagas y pocos fandoms son más apasionados que la comunidad de Star Wars. Ya se trate de la trilogía original o de las precuelas, del universo expandido ahora convertido en Leyendas o del nuevo canon de Disney, el amor que sentimos por esta franquicia es totalmente sano y puro.

Desde su lanzamiento en 2003, KotOR ha sido considerado como uno de los juegos más influyentes y mejor considerados de la historia; una reputación que bien se merece, debo añadir. Introdujo sistemas revolucionarios que hoy en día damos por sentado en los juegos de rol y sigue siendo un modelo a seguir de cómo adaptar una licencia cinematográfica al videojuego. Incluso 20 años después los fans seguimos dándonos una vuelta por KotOR de vez en cuando, algo que pocos títulos han conseguido.

Star Wars: Knights of the Old Republic sigue la ya conocida historia de poner el destino de la galaxia en manos de alguien que no lo esperaba. Ubicado más de 4.000 años antes de los acontecimientos de la trilogía original, una batalla sin cuartel estaba ocurriendo entre los Caballeros Jedi de la Antigua República y el cada vez mayor ejército Sith, que estaba destrozando la galaxia. Después de que una batalla espacial deje a un soldado de la República, a un padawan Jedi y a ti mismo varados en el remoto planeta urbano de Taris, deberemos encontrar una forma de volver al Conclave Jedi para entregar una información vital que podría ser la clave para salvar a la República. Durante el camino, tendremos la oportunidad de entrenarnos como Jedi, pero deberemos tener cuidado con el lado oscuro, ya que nos seguirá constantemente.  

Una de las mecánicas más revolucionarias que KotOR introdujo fue su sistema de moralidad, utilizando los lados de la luz y la oscuridad de la fuerza. Cada decisión que tomábamos afectaba a qué lado de la fuerza nos inclinábamos. Podíamos ser un defensor de las virtudes Jedi o un malvado Sith que haría que el mismo Darth Vader temiera por su vida. Como este tipo de sistema de moralidad estaba aún en “pañales”, no había demasiados matices en las opciones de diálogo como puede haber ahora. Cuando nos encontrábamos a un NPC necesitado, las opciones se reducen a: “Me encantaría ayudar” o “Voy a abrirte en canal con mi espada láser”. La mayoría de las habilidades de mejora sólo se desbloqueaban si te concentras en un lado de la fuerza o en el otro, así que convertirse en un “Jedi gris” no tiene ningún atractivo. Si quieres tener una experiencia completa, tienes que elegir entre ser un Jedi o un Sith

En realidad, para obtener la experiencia completa, necesitas vivir la aventura desde el lado de los Jedi y el de los Sith. Las partidas son tan diferentes según elijamos nuestro camino que realmente se siente como si fueran dos juegos diferentes en uno. Las elecciones no sólo crean cambios cosméticos en nuestro personaje, sino que impactan drásticamente en la forma en que se desarrolla la historia. Por si fuera poco, la trama es tan buena y está tan llena de giros que nos dejará “picuetos” en más de una ocasión. 

Los juegos de rol no son nada sin las misiones secundarias, y aunque KotOR no cuenta mucho con ellas, hay algunas tareas opcionales que nos distraerán de nuestro importante trabajo de salvar la galaxia. Pazaak, un juego de cartas similar al blackjack, se juega en todos los planetas y puede ser una forma útil de ganar dinero. Las carreras de swoops, un deporte claramente inspirado en las carreras de vainas es una parte de la historia principal, pero otras carreras se vuelven opcionales después de que hayas dejado el primer planeta. Los dos minijuegos están bien diseñados y son muy entretenidos. Además de estos minijuegos, también puedes participar en otras misiones opcionales para conocer mejor a tus compañeros. Estas historias son siempre interesantes, ya que te permite aprender más sobre sus vidas y motivaciones.

Uno de los retos a la hora de ponerse a los mandos de juegos antiguos es que los gráficos rara vez envejecen tan bien como su jugabilidad, y KotOR no es una excepción. Pero a pesar de que los gráficos se han quedado algo anticuados, el impresionante diseño artístico que emplea BioWare brilla con luz propia. Los planetas se sienten como lugares reales y con vida, donde las razas alienígenas y los droides vistos en la saga vagan libremente. Es impresionante cómo el equipo de BioWare modificó la estética de Star Wars lo suficiente como para que KotOR fuera reconocible en una época anterior a la que ya vimos en las películas. La tecnología de la época no está tan avanzada como en la trilogía original, pero es lo suficientemente familiar como para que sea reconocible. 

El sistema de combate es otro apartado donde el juego no ha envejecido particularmente bien. Basado en un sistema de RPG puro, este es una mezcla de combate en tiempo real y por turnos. En cualquier momento, puedes hacer una pausa para dar órdenes a todo el grupo o simplemente dejarlos a su aire, siguiendo una selección limitada de acciones preestablecidas. Si no eres muy ducho en los juegos de rol de este tipo, te espera una pequeña curva de aprendizaje importante, pero satisfactoria al final.

La música y el diseño de sonido de KotOR son realmente sobresalientes. Aunque el doblaje (en inglés) por aquella época no se trataba de una forma tan profesional como la de ahora, las actuaciones en general son de bastante buenas. La banda sonora del juego también merece una mención especial. Esta revisión no es sólo un pastiche de la icónica partitura de Star Wars de John Williams, si no que se crearon temas completamente nuevos que evocan a la saga principal y al mismo tiempo se mantienen como nuevas partituras.

Star Wars: Knights of the Old Republic es uno de esos juegos que todos los fans de los juegos de rol y de Star Wars deberían probar. A pesar de ser un juego de hace casi 20 años, sería difícil encontrar un juego con un nivel de producción tan alto. No importa si lo juegas en Xbox (compatible en Xbox One y mejorado para Xbox One X), PC o incluso en móviles, definitivamente vale la pena echarle un ojo. ¿Es tan bueno como cuando se lanzó por primera vez? No del todo, pero creo que el lugar de KotOR en la historia como uno de los mejores juegos de la historia sigue siendo claro.

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.