Uno de los primeros juegos en aparecer para Xbox 360 fue vapuleado por la crítica, pese a ofrecer un género nunca antes visto en una consola de Microsoft.

Meses después del lanzamiento de Xbox 360, el catalogo de títulos de esta misma iba poco a poco despegando y tratando de llegar a todo tipo de públicos. Esta nueva estrategia de Microsoft respondía al deseo de hacerlo también a los países orientales, donde la primera Xbox pasó totalmente desapercibida. Por esa razón, la compañía de Redmond encargó un título en exclusiva al estudio japonés Q Entertainment y al surcoreano Phantagram. De esa alianza surgió Ninety-Nine Nights o N3, un “musou” (género en el que controlamos a un héroe que se enfrenta a hordas de enemigos sin descanso) que partía de una simple premisa: mata todo lo que veas

Como hemos visto en títulos de la saga Dynasty Warrios, quizá el referente cuando hablamos del género de “musou”, controlaremos a uno los seis guerreros que están disponibles en el título, cada uno con sus características, matando todo y a todos los que encuentres en campos de batalla abiertos, usando ataques masivos o series de combos. No hay nada demasiado original aquí y ciertamente no era para nada un juego innovador o complejo. Prácticamente era un juego de machacar los botones X e Y para acabar hasta con el apuntador.

Desde su lanzamiento en 2006, N3 fue vapuleado por la crítica debido a su naturaleza simplista, pero el juego poseía algunas cualidades que me gustaría volver a resaltar.

Para apreciar un juego de la saga Dynasty Warriors hay que leer mucho. La base de los Dynasty Warriors proviene de uno de los libros más antiguos de la historia de la humanidad, “El Romance de los Tres Reinos”. Todos los personajes y subtramas de provienen de este enorme libro, y a menos que estés familiarizado con la historia no te enterarás de prácticamente nada. En Japón es prácticamente una institución esta longeva serie de juegos. 

N3 superó este problema narrativo creando una historia desde cero, con personajes bastante arquetípicos. Curiosamente, pese a que el juego se posiciona sobre una misma guerra, la historia no es la misma para cada campaña, sino que es casi una versión del “qué pasaría si”, dependiendo de a quién controlemos. Ese giro narrativo en sí mismo mantiene la cosa interesante según avancemos en la campaña.

Junto con el progreso en la campaña, también hay un progreso sobre nuestro personaje. Cada uno de los cinco personajes principales de N3 (y un personaje desbloqueable) puede progresar hasta nueve niveles en los que se dispone de nuevas series de combos, además de acceso a algunas armas u objetos nuevos. Cada personaje lleva al menos cinco armas que pueden ser utilizadas para mejorar nuestras perks. También puedes encontrar algunas piezas nuevas de equipo para equipar aún más a tu personaje con mejores estadísticas y habilidades.

En cuanto a las batallas, tendremos un medidor de vida y un medidor para orbes. El medidor de orbes se llena recogiendo orbes de los enemigos que matas, y una vez que el medidor se llena, puedes activarlo para entrar en modo berserk y acabar con todo a tu alrededor.

N3 está orientado a crear una atmósfera épica cinematográfica. Las batallas aumentan de tamaño a medida que la campaña continúa, y, pese a que ahora gráficamente se le ven las costuras, en la época fue bastante comentado el hecho de ver tal cantidad de enemigos en pantalla. Las batallas están marcadas con algunos momentos cinematográficos que harán las delicias de los fans del cine oriental.

Seas de los que lo ames o lo odies, Ninety-Nine Nights no pretende ser otra cosa que lo que es: un juego de acción de ritmo vertiginoso. Para el que escribe, criticar a N3 por ser demasiado simple sería como criticar “La Jungla de Cristal” y criticarlo por ser sólo una película de acción. La jugabilidad es simple, y eso pudo significar el aburrimiento para algunos jugadores, pero eso es en gran medida una cuestión de gustos.

Desgraciadamente el juego no está aún retrocompatible para Xbox One, así que esperamos que en un futuro no muy lejano sea incluido en el catalogo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.