La Agencia vuelve a necesitarnos para acabar con una unidad terrorista que ha convertido a los humanos en mutantes.

Año 2007. Xbox 360 está dando sus primeros pasos, pero los fans siguen pidiendo algo que, aún hoy en día, es un tema de actualidad: juegos exclusivos para su nueva consola. Junto a esto, nos encontramos con el cada vez más popular género de juegos de “mundo abierto”, con la franquicia GTA triunfando con cada entrega publicada. Con estos mimbres, el antiguo Microsoft Game Studios encargó al estudio Realtime Words y a Dave Jones (uno de los “padres” de la saga GTA) un título que juntase estos conceptos en un nuevo título para su flamante consola. Este título fue Crackdown, un juego que vendió muy bien, y atrajo elogios por parte de fans y medios por igual. Es por ello que una secuela era visto como algo obvio.

Tres años después, en el año 2010, Crackdown 2 fue lanzado. En el verano de lanzamiento, un verano con una falta de títulos más que preocupante por cierto, la secuela de Crackdown proporcionó a los jugadores de Xbox una tabla de salvación. Esta segunda entrega fue desarrollada esta vez por Ruffian Games (también desarrolladores de Crackdown 3), un estudio que contaba con gente de que había trabajado en GTA o Project Gotham Racing. El juego se desarrolla diez años después de los acontecimientos del primer título y una vez más volveremos a Pacific City para luchar contra “La Célula”, un grupo terrorista dirigido por un miembro de la Agencia. Este miembro se trata de la científica Catalina, que ha liberado un virus (not in my watch, Coronavirus) que ha desencadenado todo tipo de calamidades en la ciudad, ya que sus residentes se han convertido en mutantes.

Crackdown 2 es un juego de aventuras de mundo abierto en el tomamos el control de un miembro sin nombre de la Agencia, un organismo encargado de acabar con el crimen en Pacific City. Como miembro, nuestras habilidades serán mucho más que especiales, incluyendo “súper-fuerza”, poder saltar como si fuéramos Spider-Man, y muchas más. Estas habilidades nos facilitarán movernos con rapidez por los entornos y eliminar a los muchos enemigos que nos encontraremos. También podremos montarnos a una amplia gama de vehículos para desplazarnos, así como utilizarlos para competir en carreras por la ciudad. 

En cuanto al combate, tendremos la opción de acabar con nuestros enemigos en combates cuerpo a cuerpo y a distancia, siendo esta última la más entretenida. Tendremos a nuestra disposición todo tipo de armas, desde ametralladoras hasta lanzagranadas, así como una pistola especial de rayos ultravioleta para acabar con los mutantes. En cuanto al combate cuerpo a cuerpo, una vez que desarrollemos nuestras habilidades se desbloquearán todo tipo de movimientos de pelea, como si un luchador de la WWE se tratara

Otro de los aspectos más positivos del título era sin ninguna duda el juego cooperativo online, un aspecto que ya estaba en el primer Crackdown y que volvió en la secuela. Cuando el juego original salió a la venta en 2007, no había ninguna otra experiencia parecida en consolas como esta, ya que el juego cooperativo online de entonces era más típico de los juegos de PC. Aún así, Crackdown 2 incluía un modo cooperativo online para hasta cuatro jugadores, así como modos competitivos como “Partida a muerte” y “Captura el orbe”. Mención especial también al espectacular doblaje al castellano, con la “voz” de Bruce Willis. Una característica que por aquella época Xbox España cuidaba mucho.

Esto me lleva al principal problema que las críticas señaban de Crackdown 2: la falta de innovación y novedades con respecto al primero. Fue un caso de “más de lo mismo”, algo que no es necesariamente malo, pero después de la más que notable primera entrega la gente se quedó un poco desilusionada con esta entrega.

Desafortunadamente, la cosa luego fue de mal en peor. En 2019, después de una espera de nueve años y de una gran campaña de marketing (grande Terry Crews), así como la promesa de utilizar la nube para que el juego se viera más espectacular, llegó Crackdown 3. En lo que parecía ser la última oportunidad de la serie para renacer, el juego luchó por aportar nuevas ideas sin conseguirlo. Los videojuegos han avanzado mucho en la última década y daba la sensación que la serie Crackdown se había quedado muy atrás.

Crackdown 2 no es para nada un mal juego, ya que en realidad es muy divertido. Si te gustó el primero, sin duda lo disfrutarás, pese a que ofrece una experiencia muy similar. Sin embargo, si no has jugado al primero, este es un buen punto de partida para meterte en la franquicia. Ha sido regalado constantemente en Games with Gold y está disponible para Xbox One gracias a la retrocompatibilidad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.