Llegará esta semana a Xbox Live Gold, por lo que os presentamos la primera aventura protagonizada por Blinx.

Desarrollado por Artoon Studios y publicado por Microsoft, Blinx: The Time Sweeper es un exclusivo de la primera Xbox. Lanzado el 7 de octubre de 2002, Blinx simboliza todo lo que la compañía quería conseguir con su primera incursión en el mercado de las consolas. Un adorable mascota con forma de gato, variadas fases de plataformas y una mecánica de control del tiempo que impactó profundamente en la base general del juego. Todo esto se combinó para producir un título que aún resiste el paso del tiempo, y que es una joya exclusiva algo desconocida. El director Naoto Oshima, el diseñador del mítico Sonic y cabeza principal de la legendaria franquicia Phantasy Star, dirigió este maravillosa aventura. 

Bajo su dirección, Blinx es la culminación perfecta de un ingenioso diseño de niveles, gran animación y un argumento tan interesante como su protagonista. Tal es la grandeza de Blinx que recibió el derecho de entrar en el mundo de la retrocompatibilidad con una mejora visual completa el 10 de abril de 2018, casi 16 años después de su lanzamiento inicial. Si la Xbox original era conocida por sus adaptaciones directas al PC de los RPG de estilo occidental, Blinx intentó cambiar esa tendencia y proporcionar a la consola de Microsoft su primer icono en forma mascota animal, algo de lo que se beneficiaron enormemente sistemas anteriores como Nintendo 64 o PSX. Al final, Blinx recibió una acogida positiva y se vendió decentemente.

El juego tiene una de las tramas argumentales más encantadoras de cualquier juego de plataformas en tercera persona que uno recuerde, con un guión maravillosamente adaptado. La trama se desarrolla a medida que nuestro protagonista, Blinx, que forma parte de los Barrenderos del Tiempo, una suerte de vigilante temporal que utiliza su aspiradora para mantener la estabilidad del continuo espacio-tiempo y proporcionar equilibrio al universo fragmentado. Un día, los preciosos cristales de tiempo son robados por la malvada banda de Los Piratas del Tiempo, un grupo malévolo de criaturas parecidas a cerdos que están empeñados en conquistar la dimensión B1Q64 y el universo que la rodea. Así, seguiremos la búsqueda de Blinx para recuperar los importantes cristales y vencer a esta banda de malhechores. A lo largo de su viaje, Blinx se encontrará con una gran cantidad de PNJs tan ingeniosos e interesantes como él, incluyendo al líder de la dimensión B1Q64, la princesa Lena. Durante sus múltiples aventuras, nuestra querida mascota tendrá que rescatar también a Lena antes de que su dimensión sea destruida con el poder de los cristales de tiempo. Rescatar a una princesa de sus captores puede ser un cliché de los juegos de plataforma, pero no es necesariamente un rasgo negativo. La trama en sí no es nada nuevo, pero la forma en que se desarrolla a través de la mecánicas del juego y la manipulación del tiempo, es lo que hace que este título sea tan único en la Xbox original.

El juego se divide en un total de 10 fases, incluyendo 40 subniveles. Cada nivel es totalmente distinto, y algunos presentan paisajes fantásticos que añaden una sensación de profundidad a la vez que rinden homenaje al género popular. Además, cada nivel puede ser alterado usando la funcionalidad de alteración del tiempo del título. Por ejemplo, si los jugadores se encuentran con una gran cantidad de enemigos en la pantalla, Blinx puede ralentizar el juego con sólo pulsar un botón, lo que facilita la eliminación de varios objetivos con un solo toque. Por el contrario, durante una secuencia de plataformas, los jugadores pueden utilizar la función de avance rápido para acelerar las habilidades de doble salto de Blinx para hacer que alcance nuevas alturas.

Tales matices en la jugabilidad, durante una época en la que el género de plataformas estaba dominado por la sencillez de la funcionalidad de correr y saltar, era bastante novedosa. Oshima rompió nuevos límites con este esquema de manipulación del tiempo y es algo que llegó a influenciar otros géneros en los años siguientes. El arma de vacío de Blinx es una forma divertida de vencer a los enemigos en la pantalla.

En cuanto a la dificultad, el juego está bastante bien equilibrado y aumenta constantemente la intensidad a medida que el protagonista avanza en las diferentes fases. Alrededor del nivel cuatro es donde entra en juego la importancia de la mecánica de manipulación del tiempo, y su uso se hace cada vez más presente. Los tres primeros niveles son casi un regalo para el jugador, que bien se podría comprender como una especie de tutorial. El equilibrio del juego está perfectamente en línea con su progresión argumental y nada parece fuera de lugar en cuanto a su dificultad. A medida que el protagonista avanza, también lo hace el nivel de combate y los encuentros con el enemigo que culminan en geniales batallas con los jefes.

En cuanto al apartado gráfico, el diseño de los personajes y la animación son de gran calidad (estamos hablando de un juego de 2002, tenedlo en cuenta). El mundo de Blinx está lleno de pinceladas de arte e imaginería que nada tiene que envidiar a otros títulos. Blinx es, con mucho, uno de los más juegos de plataformas más bonitos de la Xbox original. Por si fuera poco, el juego está mejorado para Xbox One X, por lo que aquellos afortunados que la tengan podrán disfrutar del juego en todo su esplendor.

Blinx The Time Sweeper es una encantadora reliquia de una época que, para el que escribe, fue maravillosa. Microsoft produjo un título que repetía un poco todo lo que había antes él en el género, pero sin embargo presentó algo que era completamente diferente. Con un colorido elenco de personajes, un diseño de mundo distinto y una mecánica que altera el tiempo, Blinx ocupa un lugar especial como exclusiva de Xbox. Lo que es más sorprendente es que este producto es ahora jugable más de una década después de su lanzamiento y el público más joven puede recuperar los días de gloria de este género ahora resurgente. Es una pena ver lo lo poco que ha conseguido la franquicia, excepto por la mediocridad de una secuela que echó por tierra todo el trabajo conseguido en este. ¡Los que tengáis Xbox Live Gold no dudéis en descargarlo gratis el próximo 16 de abril!

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.