Dos semanas después de su lanzamiento, ha habido algunas críticas hacia el título. Analizamos y opinamos el porqué este remake es un añadido a la saga.

El remake de Resident Evil 3 era un título muy esperado y tenía ante sí un complicado reto debido al gran éxito del remake de Resident Evil 2. Se antoja algo complicado el hecho de comparar los dos remakes, pero debido a que ambos títulos se han lanzado muy cerca uno del otro, tenemos muy reciente las sensaciones que se quedaron con la entrega anterior. El sentimiento general que se ve en internet de los jugadores que ya se han pasado el título parece apuntar a que Resident Evil 3 es corto en longitud y bastante sencillo, pero ese no es para nada el caso.

Muchos hemos jugado a la versión original de Resident Evil 3 y, para ser honestos, el remake sigue el diseño del juego original y es en última instancia un sucesor espiritual en muchos sentidos. El remake de Resident Evil 3 es extremadamente inteligente, ya que está casi diseñado para ser disfrutado tanto por los nuevos jugadores que tienen interés en acceder a una entrega mítica de la saga, como el del fan de toda la vida que lleva mamando la saga desde pequeño. La serie Resident Evil además, se ha caracterizado siempre por ser una de las más rejugables de la historia, ya que con cada pasada que le des descubrirás nuevas cosas que no hiciste en anteriores partidas, ya sea en forma de huevos de pascua, de objetos no encontrados o enemigos a los que no abatiste. 

Creo que la mayoría de los que se quejan de la duración del juego lo han jugando una sola vez y en dificultad asistida o normal. Aún con esto, tienes unas 7 horas de juego más que disfrutables. Y sí, puede haber contenido cortado de la versión original, pero a mí la sensación general que el juego me deja es que no es para nada una aventura corta. Hay menos tiempos pausados que los que había en el remake de Resident Evil 2 y muchos más de zombies. Junto a esto, una vez que te pases el juego podrás acceder al modo de dificultad Hardcore, algo que los fans de los Resident Evil llevamos haciendo toda la vida. La diferencia en esta nueva partida es que ya te conoces al dedillo todo lo que va a ocurrir, dándote una sensación de invencivilidad interesante, pero sin embargo el juego se vuelve condenadamente difícil y divertido

Uno puede mirar los tres niveles de dificultad y pensar que eso es todo. Sin embargo, una vez que acabas el modo Hardcore, desbloqueas el modo Pesadilla. Este modo lo que hace es que reubica a los enemigos como lo hacía la Versión del Director del primer Resident Evil. Por si tuviéramos poco con todo esto, Capcom nos tiene guardada una última sorpresa: una vez que acabas el modo Pesadilla, desbloqueas el modo Inferno. El principal añadido de este modo es que ofrece ciertos desafíos que hay que afrontar en el juego y que se pueden ver en el menú de records, algo que nos recuerdo muy mucho a la fantástica saga, también de Capcom, de Dead Rising. El juego no está diseñado para ser jugado una sola vez y dejarlo, por eso la premisa de diseño es extremadamente inteligente, como ya comenté.

Junto a las amplias posibilidades que ofrece la rejugabilidad, Némesis, uno de los mejores enemigos de toda la serie, ha recibido un lavado de cara en su forma de actuar que es sencillamente genial. Además, hay otras cosas que no estaban en el título original, como los movimientos especiales de Jill y Carlos (por ejemplo esquivar y hacer ataques rápidos espectaculares).

Mientras que el remake de Resident Evil 2 lo deja todo bien mascado para el jugador, Resident Evil 3 ofrece más “libertad” a la hora de jugar. Los verdaderos fans apreciarán esto del juego más que el controvertido modo “asistido”. Claro que Capcom ha puesto las cosas más sencillas con el diseño y en la jugabilidad, pero eso no significa que el juego no sea disfrutarle para los más duchos en la saga. La parte de un solo jugador tiene un par de pasadas rejugables que hacen que la duración se multiplique por tres. Al igual que pasaba con juegos como Nier, los juegos no empiezan hasta después de haberlos acabado por primera vez. 

Recomiendo a cualquiera que se haya pasado ya el juego una vez, pero no haya explorado las posibilidades de Resident Evil 3, que vuelva a invertir un poco más de tiempo en él. Además, con la forma en que ha sido diseñado se hace una delicia para aquellos que disfruten de los speedruns. Esto deja una sensación que recuerda a los juegos del pasado, cuando podíamos pasarnos el juego completamente en casi una sola sesión. 

Por último, en relación con el remake de Resident Evil 2, Resident Evil 3 es un producto mejor presentado en general y que supera gráficamente a la entrega anterior. También tiene la ventaja de tener una banda sonora que puede ser una de las mejores que ha hecho Capcom en la serie. Ha habido mucho para descubrir en estas dos semanas desde su lanzamiento, por lo que desde aquí os aseguramos que vale la pena volver a visitar el juego, si estás a la altura del desafío.

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.