¡Únete a tres amigos e instaura la luz en Eos!

Los seguidores de Final Fantasy XV estábamos esperando como agua de mayo esta expansión, aunque con cierta cautela, ya que si bien, Final Fantasy XV es un buen merecedor de su nombre, no estábamos del todo seguros que nos podíamos llegar a encontrar con Hermanos de Armas, y de primera decir que la experiencia a resultado más que satisfactoria.

Haber visto la película que sirve a modo de precuela, Kingsglaive: Final Fantasy XV, como se conoce en inglés, os ayudará a conocer más la trama de Hermanos de Armas. Ya que conecta más aún que con el título principal. Dicho esto, Hermanos de Armas se sitúa entre lo ocurrido entre los capítulos 12 y 13 de la historia de Noctis y compañía, y sin entrar en spoiler para los que no lo hayan jugado, cuando emprenden su viaje en barco.

En Final Fantasy XV: Hermanos de Armas encarnaremos a un Glaive Real, guardia del Rey Regis, que con la destrucción de Insomnia y como los demás Glaives, los que fuimos fieles al Rey, viajamos a otros lugares del mundo lejos de la capital. Ahora Libertus Ostium, junto a un fragmento del cristal el cual otorgaba poder a los Glaives, nos recluta para instaurar la paz en Eos o al menos lo que queda de ella y liberarla de los cadentes. Pero sobre todo instaurar la luz en todos y cada uno de los lugares donde aún queda vida humana. Por supuesto todos los personajes que Noctis conoció en su camino, como el tozudo Cid y su hija Cindy, o la hermana de Gladio, nos ofrecerán su ayuda.

El primer paso para embarcarnos en esta particular aventura será crearnos nuestro personaje, aunque claro está que no tendremos todo de primeras a nuestra disposición, sino que tendremos que ir desbloqueándolo cumpliendo misiones. Su apariencia física podremos crearla de una forma un tanto especial, eligiendo entre dos tipos de antepasados y combinando sus facciones dando un aire más realista a nuestro personaje, de hecho como ya detallamos en una entrada anterior, estos, en especial asiáticos, están basados en personas de la vida real.

Una vez creado nuestro personaje, le elegiremos el peinado, elegiremos atuendo, que de la misma forma iremos consiguiendo nuevos poco a poco, al igual que tatuajes y complementos, desde gafas a pulsera u anillos.

Una vez creado y tras una introducción que nos involucra de lleno en la acción llegaremos a Lestallum, el ultimo bastión de la resistencia y donde por el momento ha vuelto a brillar la luz, una vez allí comenzaremos a ver a algunas caras conocidas, que como he comentado nos facilitaran algo las cosas ya que cada uno tendrá su cometido.

Pero por el momento lo que más nos interesa es volver cuanto antes a la acción, el por qué, muy sencillo, para conseguir esquirlas de meteo para convertirlas en kW en la central eléctrica las cuales podremos conseguir realizando misiones.

Estos kW (Kilo Watios) nos servirán para ir instaurando la luz haya donde todavía queda gente resguardada, pero más allá de lo anecdótico, para lo que realmente nos sirve es para desbloquear nuevas misiones y objetos para nuestro avatar que pondrán de venta en las diferentes tiendas. Para ellos se nos presentara un mapa que nos marcará el coste de cada punto a desbloquear como podemos ver en la imagen.

En cuanto a las misiones las tendremos de distintos tipos. Normalmente será acabar con un grupo de bestias o cadentes para luego luchar contra un jefe, aunque también tenemos algunas de escoltas, como reclutar el camión de Cindy hasta un punto sin que este reciba daños. Podremos afrontar estas misiones solas junto a tres personajes creados por la IA, pero sin embargo la premisa del título, y lo buscado por Square Enix, es que lo hagamos junto a otros 3 amigos o jugadores en línea. Sin embargo, la versión de Xbox One, no posee un servidor estable para el título, con lo que a veces tendremos que elegir a la IA como compañeros de batalla, aunque no llegan a ser molestos como lo puedan ser en otros títulos, con lo que nos dan el apoyo correcto y necesario, pudiendo disfrutar igualmente de la expansión.

De todos modos, la mejor opción es jugar con gente real y permanecer en comunicación con tus compañeros, ya que si bien las primeras misiones no son demasiado complicadas serán a partir de las 6 primeras donde pueden empezar a ponerse algo feas las cosas, con lo que buscar, nunca mejor dicho, hermanos de armas, será más que aconsejable.

Por suerte, aunque se compliquen las misiones, nuestro personaje también irá subiendo de nivel, y es que nos seguimos encontrado con un JRPG de los pies a la cabeza, eso sí, subirá más lentamente que el nivel de las misiones, aunque siempre tenemos la opción de repetirlas, dándonos experiencia y también dándonos la posibilidad de conseguir más guiles. Estos guiles nos servirán para obtener, como dije, nuevos atuendos en la tienda de ropa y nuevas armas, entre otras cosas.

En cuanto a las armas tendremos hasta 7 diferentes para escoger, pudiéndonos equipar con 4 para activarlas mediante el acceso rápido con la cruceta. Podremos usar Espadas, Mazas y martillos, Jabalinas y lanzas, Dagas (Arma indispensable de todo Glaive), Ballestas y arcos, Escudos y distintos tipos de Shurikens. Al igual que nuestro personaje, estas amplia lista de tipos de armas, incluso más que el propio Final Fantasy XV, podremos también subirlas de nivel en la Remodeladora de Cid, usando a cambio materiales que encontremos al derrotar a algunas bestias. Con esto subiremos los atributos de nuestras armas. Que por cierto, mucho más divertidas de usar y más ágiles, de que la forma en las maneja el Príncipe Noctis.

Una vez instaurada la luz mediante la red eléctrica, podremos viajar a otros puntos de Eos a modo de viaje rápido con la furgoneta, donde también nos esperan otros personajes, y lo que es más importante, mas historia. Por qué lo más importante, sin lugar a dudas es lo que nos expande la historia tanto del juego como de la película. Por cierto, también podremos hacernos nuestras fotos y compartirlas con el resto del mundo.

En definitiva, Final Fantasy XV es un buen juego multijugador, divertido y adictivo, eso sí, siempre y cuando estabilicen sus servidores al menos en Xbox One. Además si eres de los que como yo, se quedó prendido de la película, de Nyx y de sus compañeros lo disfrutarás aún mucho más.

Hacer especial mención y destacar es el especial trabajo en la música creado por el gran Nobuo Uematsu, creador de las mejores bandas sonoras de la franquicia, que junto a Yoko Shinomura y su especial delicadeza a la hora de crear su música, hace que gocemos de una banda sonora de 10 en esta expansión.