Rare es una compañía que en su día supuso una revolución en los videojuegos pero con el tiempo su marca y prestigio fue perdiendo fuerza en la industria.

Para haceros una idea de su importancia, fueron de las primeras compañías en desarrollar juegos con aspecto 3D en videoconsolas que no tenían esa cualidad integrada, lo consiguieron utilizando imágenes pre-renderizadas en equipos con una capacidad de proceso 40 veces inferior a lo que hoy tenemos en cualquier móvil de bolsillo. Sus videojuegos principalmente se publicaban para Nintendo en los años 90 y su marca era garantía de calidad e innovación, por eso muchas personas que vivieron esa época ven con tristeza que Rare fuese perdiendo fuelle.

Durante mucho tiempo, los chicos de Rare trabajaban de manera misteriosa en unas oficinas que se dividen en 4 edificios interconectados, los desarrolladores que trabajaban en un edificio no tenían comunicación con los compañeros de los otros edificios y por ello ningún equipo conocía en que trabajaban los otros grupos que estaban divididos por los muros del edificio.

En el año 2010 Craig Duncan tomó el cargo de jefe del estudio y la primera de sus ideas fue derribar esos muros que incomunicaban a los equipos de Rare, los espacios más abiertos y el intercambio de información entre los desarrolladores suponía una mejora sustancial para encontrar soluciones rápidas a problemas complejos e incorporar nuevas ideas que de haber sido por los muros no se hubiesen llevado a cabo.

Rare tenía que mirar al futuro y para ello estudiaron el mercado actual para adaptarse a los nuevos tiempos, comunicarse con los fans a través de las redes sociales era algo que también implementaron como una manera de aprender que deseaban los jugadores actuales, esto les llevó a pensar en lo que necesitaban ofrecer para que el juego fuese verdaderamente divertido para crear una comunidad.

El equipo de Rare empezó a imaginar un videojuego que tuviese pocas barreras para adentrarse en él, su público debía ser bastante amplio y algo indispensable sería la colaboración entre los jugadores para actuar como un equipo dentro del videojuego.

Después de mucho tiempo dándole vueltas al tipo de juego que querían desarrollar, alguien sugirió que fuese de la temática pirata y todo el equipo vio claramente que ese era el eje principal para encajar con todo lo que buscaban ofrecer.

Sea of Thieves Rare

El Prototipo

Un prototipo creado  en 5 meses por cinco ingenieros y dos diseñadores fue suficiente para ver el concepto de videojuego que estaban buscando. Era una versión muy temprana pero contenía todo lo que buscaban para iniciar el proyecto con una base sólida. Permitía las partidas en grupos de 4 jugadores, navegar juntos controlando los barcos y enfrentarse a los esqueletos que custodiaban los tesoros de las islas.

Tres años después ha mejorado mucho el videojuego y su manera de premiar el progreso de los jugadores es de manera estética, porque evitan que los jugadores piensen que alguien con un nivel diferente supone una ventaja y no es así, los niveles de pirata no suponen hacer más daño o correr más rápido, se busca que sean partidas igualitarias entre los nuevos jugadores y aquellos que ya lleven mucho tiempo de juego.

Algunas de las mecánicas del juego como hacer música con instrumentos o crear barriles que cambian el comportamiento del personaje que controlamos, fueron ideados para añadir interacción entre los jugadores al observar en las primeras pruebas que los jugadores que no se comunicaban a través del micrófono, disparaban a los objetos que necesitaban coger para indicárselo a sus compañeros.

Los efectos de involucrarse con la comunidad han llevado a que Rare viese como un jugador tenía un número de muertes inusual y le hicieron un monumento dedicado, poco después se supo que se suicidaba para reaparecer con la barra de salud al máximo antes de empezar las batallas.

También incorporaron los barcos espectrales que suponen una forma de seguir jugando cuando falleces en el videojuego para mantener así al jugador entretenido mientras sus compañeros siguen en el mundo de los mortales.

Rare está demostrando su compromiso por hacer un videojuego contando con la opinión de los jugadores y agregando sorpresas que les hagan más entretenidas las aventuras en el mar con Sea of Thieves, el cual esperamos que devuelva al equipo de Rare parte de ese prestigio que tuvo en sus mejores años como desarrolladora.