El battle royale ya ha sido lanzado oficialmente en la consola de Microsoft donde no para de crecer

Hace sólo un par de días que PUBG ya tiene su versión oficial, terminada, en Xbox One, tras un largo periplo como acceso anticipado en la consola de Microsfot donde no ha parado de incorporar novedades y corregir errores y bugs, algo normal en un juego aún en desarrollo. Desde entonces el juego no sólo ha mejorado en lo gráfico y en lo jugable, sino que no ha dejado de ganar adeptos.

Si bien es sabido que Microsfot no da cifras de ventas, sí se conocen a través de las cuentas oficiales de Xbox Live cuántos jugadores han jugado a un juego. Y de este modo se ha conocido que ya ha alcanzado los 9 millones de jugadores en Xbox One. Una cifra no sólo impresionante, sino que evidencia un claro crecimiento en interés por el juego ya que hace sólo dos meses, cuando aún estaba en su fase preview, la cifra de jugadores era de 8 millones.

Esto evidencia que había jugadores que no se fiaban de un juego en desarrollo y que, ahora que ya está oficialmente terminado, se han apuntado al adictivo juego. Nosotros ya hemos podido probar ésta versión final, que incorpora grandes novedades, y podemos dar fé (el que os escribe lo ha estado jugando desde el día 1 de su estreno preview) que la mejora es evidente, con un rendimiento muy bueno tanto en One S como en One X, con nuevos mapas, armas y ajustes en la jugabilidad que lo hacen aún más divertido.

Si aún estábais dubitativos, este es el momento…

Fuente