Que tu espada no corte el ritmo de las canciones

Con todo el tsunami de demos que estamos teniendo estos días, pocas destacan en comentarios y valoraciones positivas. Entre las agraciadas que han recibido el apoyo de los jugadores tenemos a Klang 2, una nueva propuesta publicada por Ratalaika Games y desarrollada por Tinimations que pretende dar un giro de tuerca a las propuestas musicales. Combates y música dance se dan la mano en esta propuesta, y nosotros os comentamos las impresiones que hemos tenido exprimiendo esta versión de prueba.

En Klang 2 el mundo como tal se ha ido al garete, y nosotros estaremos dentro de una simulación audiovisual con el objetivo de acabar con el mal que allí vive. En este espacio virtual, derrotar a los adversarios no se consigue a base de machetazos, sino que hay que saber luchar con estilo y ritmo. Para ello, nada mejor que seguir una combinación de comandos y saber ejecutarlos en el momento justo, todo ello aderezado de un estilo musical acorde con la temática del juego. Puede que los que no estemos familiarizados con la música dance desconozcamos los temas que hacen aparición en el título, pero los más puestos en este género musical puede que conozcan a varios artistas como Blind, Arcien o Nhato (a mí me suenan a chino, pero eso no impide en absoluto disfrutar de sus canciones).

Como ya he dejado caer, Klang 2 es el típico juego musical donde debemos pulsar un botón en el momento justo. La gracia del título reside en que nuestro protagonista está en pantalla, y deberemos apuntar con el stick hacia la dirección del próximo botón. Puede parecer una nimiedad y una inclusión simple a primera vista, pero cuando nuestro héroe no hace mas que moverse de un lado para otro, habrá que estar muy atentos para saber si debemos apuntar hacia la izquierda o la derecha. Obviamente, en la demo que hemos podido disfrutar no encontramos canciones con un nivel de dificultad muy elevado, aunque algún tema ya apunta maneras, especialmente aquellos que tienen como objetivo vencer al jefe final de turno.

En un principio tenemos desbloqueados tres tipos de botones que se encaran de diferente manera. El primero, de color rojo, es muy básico y solo requiere del timing perfecto para superarlo. El segundo botón, de color azul, es parecido aunque con la salvedad de que tendremos que mantener pulsado el botón el tiempo estipulado. El más interesante sin duda es el tercer botón, de color verde, ya que nos pedirá que pongamos la dirección del stick hacia donde nos indique una flecha. Una vez ejecutada la orden, nuestro héroe hará un dash hacia la dirección escogida por el juego, y esto hará que nuestros esquemas de posicionamiento cambien, o que tengamos que pulsar otro botón a continuación mientras nuestro personaje está en el aire.

Es pronto para valorar si sólo con estos tres tipos de botones encontramos suficiente profundidad jugable como para estar con Klang 2 durante horas. En principio todo parece que sí, aunque hasta que no salga el juego la venta tendremos esas dudas. Lo que está claro es que no nos “picaremos” solamente por conseguir la máxima puntuación, sino que hacer la partida lo mejor posible será necesario para desbloquear nuevos enfrentamientos contra los enemigos. Por resumirlo de manera sencilla, habrá una sala con las canciones “estándar” (lo que llaman Modo Arcade) donde ganaremos una cantidad concreta de orbes blancos dependiendo de lo bien o mal que lo hayamos hecho. Pues bien, para enfrentarnos a los enemigos finales (lo que sería el Modo Campaña como tal) el titulo nos exigirá una cantidad determinada de estos orbes. Eso hace que no solo valga con pasarnos la pantalla de mala manera, sino que habrá que poner todo el empeño posible para conseguir la mayor cantidad de esos puntos blancos.

Como buen defensor de los juegos musicales, me alegra que la escena independiente no se haya olvidado de ellos, e incluso que innoven como es en el caso de Klang 2. Desde el punto de vista gráfico, no parece despuntar  mucho, aunque ese hecho no es ningún impedimento para disfrutar del gran abanico de canciones. Sólo queda esperar hasta el lanzamiento del título (desconocemos aún su fecha de salida) para corroborar si este buen aperitivo que Ratalaika Games y Tinimation nos propone se convierte en toda una rica ensalada de ritmos, mecánicas y desafíos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.