Las relaciones ya eran excelentes con la saga Forza Horizon, pero las primeras ideas de su proyecto RPG convencieron a los de Redmond

La adquisición de Playground Games (creadores de la mejor saga de conducción de los videojuegos, Forza Horizon) por parte de Microsoft dió mucho que hablar hace unos meses y no es para menos, ya que el estudio es ahora mismo uno de los más valorados de la industria, la cual ha estado unáninemente de acuerdo en que el entrar a formar parte de los estudios propios (o first party como se suele decir) de Microsoft en un golazo por la escuadra.

El porqué un estudio que ya era muy potente como los británicos dejan de lado su independencia (al menos sobre el papel) para estar bajo el amparo de una major tiene muchas interpretaciones y muchos aspectos a tener en cuenta; no es algo sencillo ni tiene una explicación cuadrculada. Lo que está claro es que ambos se benefician: Microsoft adquiere un estudio potentísimo que le garantiza juegazos y el estudio tiene un colchón económico para desarrollar su trabajo con más medios.

Recientemente en una entrevista en la web Edge su director creativo, Ralph Fulton, ha hablado sobre motivaciones y otros aspectos que acabaron satisfactoriamente en dicho acuerdo. Y el RPG que están desarrollando tuvo su parte de importancia:

“Sí, definitivamente influenció nuestra decisión, así como la decisión tomada desde Xbox, ya que debíamos dar ese paso juntos. No hace falta ser un genio para saber que ambas partes apoyamos a Xbox. La cantidad de contenidos que hemos ofrecido a la familia de sistemas Xbox fue un factor crucial aquí”

También habla el director del estudio, Gavin Raeburn, quien cree que (con o sin apoyo de Microsoft) Playground necesitaba realmente hacer algo distinto:

Sentíamos que ya habíamos alcanzando el éxito en los juegos de conducción y queríamos ir más allá. Amamos el género de la velocidad, pero queríamos lograr una nueva meta para el estudio, así que teníamos que aventurarnos en otro género distinto. Una vez más tenía sentido asociarnos con Microsoft, que nos dió su apoyo”

De nuevo es Fulton quien interviene para comentar un beneficio extra en ser first party de Microsoft: la comunicación y el apoyo mutuo que empiezan a tener con los otros estudios de la familia de Microsoft, algo más dificultoso y con más burocracia cuando eres un estudio externo, como The Coalition, 343 Industries, y Ninja Theory:

“Antes también podíamos hablar con otros estudios, claro, pero necesitábamos ciertos filtros y ya sabes, todo debe hacerse a través de los canales oficiales. Si quieres conseguir nueva tecnología o buscar iniciativas interesantes, hay que hacerlo en el momento y lugar adecuado. Ahora que somos parte de Microsoft, puedo coger el teléfono, marcar un número y hablar con The Coalition, 343 Industries, o Ninja Theory sobre herramientas, motores y demás. Estas conversaciones son fáciles de tener “

Y no sólo obtienen apoyo para sus juegos, la relación es bidireccional y también ellos participan de los grandes proyectos de Microsoft, como… ¿Scarlett?:

“También, afortunadamente, estamos muy involucrados con la planificación de futuro en términos de consolas y otros proyectos. Si bien no ha pasado mucho tiempo desde la adquisición, hemos descubierto y se nos han dado informaciones que desconocíamos por completo…”

Está claro que de la adquisición de Playground por parte de los de Redmond (y lo mismo se puede decir de Ninja Theory, Obsidian o cualquiera de sus recientes adquisiciones) sólo podemos esperar cosas buenas.