Ubisoft no ha tardado en reaccionar a las quejas con un parche que soluciona una gran cantidad de fallos para que los usuarios disfruten más de este videojuego.

Tras el lanzamiento de Assassin’s Creed Origins el pasado 27 de octubre son muchos los jugadores que se han pasado horas en las arenas del desierto explorando y descubriendo gran parte de la historia egipcia a través del videojuego.

En los primeros días se han encontrado gran cantidad de bugs que gracias al sistema de reportes con captura de video y de imagen se han podido solucionar en un breve espacio de tiempo con el nuevo parche, que realiza cambios importantes e incluye mejoras sustanciales en el apartado gráfico de esta aventura que nos trajo Ubisoft.

La versión para Xbox One S contará con soporte HDR para soportar el modo de alto rango dinámico mientras que Xbox One X tendrá soporte 4k, el modo foto ahora permite editar la composición con varios tipos de efectos, incluyendo: la profundidad de campo, la exposición, la viñeta, la temperatura, el tono, la saturación y el ruido.

  • El aspecto visual ha sufrido mejoras en las texturas que parpadeaban o se estiraban.
  • Las posiciones de los NPCs y los animales cuando mueren han sido corregidas.
  • Se han agregado más detalles en diferentes lugares del juego.
  • Existían objetos flotantes que ahora están corregidos.
  • Se han mejorado los efectos de iluminación.
  • El efecto visual del agua cerca de los barcos tambien se ha corregido.

Si queréis más información sobre los cambios que incluye este parche, podéis ver las notas de la actualización desde aquí.