La nueva actualización de PlayerUnknown’s Battlegrounds, disponible actualmente para descarga, ha llegado a la Xbox One con la finalidad de corregir multitud de errores que impedían el óptimo funcionamiento del título en la plataforma de Microsoft

El nuevo parche lanzado por Pubg Corp esta enfocado principalmente a la estabilidad y optimización de los recursos, junto con la corrección de algunos parámetros erráticos.

Se introdujeron algunos cambios previos con la finalidad de prepararse para una próxima función. En algunos casos, el juego intentaba interactuar con dicha característica sin terminar haciendo que se bloquease. Esto se ha eliminado.

Se ha implementado un sistema de reportes para informar de la muerte entre miembros de un mismo equipo.

El mapa Miramar ha sido mejorado expandiendo el Oasis de la zona norte. Se han agregado nuevos vehículos para facilitar los desplazamientos entre los distintos sectores del mapa junto con objetos de equipo complementarios y elementos de cobertura para brindar opciones adicionales. Además, se han solucionado los inconvenientes causados por elementos problemáticos para la conducción, que producían colisiones y físicas erráticas.

Por otro lado el mapa tropical más pequeño de este battle royale, denominado Sangok, continua en su fase de pruebas hasta hoy día 7 de junio. Aunque en un principio el período estipulado se terminaba el día 4 de junio, Pubg Corp ha decidido extenderla con la finalidad de seguir puliéndolo para su llegada a finales de este mes. Sanhok ha experimentado cambios desde que apareció por primera vez en el Experimental Test Server. Concretamente se ha expandido el mapa con cuatro áreas nuevas, y algunas existentes han sido modificadas con distintas mejoras. También se ha desvelado un vehículo exclusivo de tres ruedas llamado Tukshai, que se podrá conducir por los entornos de dicho mapa.

Solo queda esperar que dediquen su preciado tiempo a optimizar las versiones de la Xbox One y Xbox One S, pues a pesar de las actualizaciones actuales, aun siguen acarreando serios problemas.