La pereza de recorrer de mundos bastos pero vacíos y misiones insulsas

Desde hace un tiempo, nos inundan todo tipo de juegos de ese llamado “Mundo Abierto“, los cuales nos “brindan” la posibilidad de recorrer su mapeado del modo que queramos, con diferentes ambientes, decoraciones y edificaciones. Un mundo de posibilidades y la oportunidad, por qué no, de hacer de vez en cuando el cabra.

Hay títulos que consiguen engancharnos desde el principio y que es muy difícil que los soltemos sin haber completado cada misión secundaria, cada coleccionable o cada desafío de los diferentes puntos del mapa. Es más, es que te incitan a explorar, a hablar con determinada persona o recoger algún que otro objeto necesario para El Progreso de nuestra aventura y personaje.

Pero es que últimamente es todo tan artificial que da una pereza atroz, ya no coleccionar objetos o cumplir con esas, antes, interesantes Misiones secundarias. Ahora tenemos cada vez más bastos mapas (véase Wildlands, Mass Effect Andromeda, Mafia 3), coleccionables absurdamente numerosos e irrelevantes, recaditos que no llevan a ninguna parte y a su vez se dispersan cada uno por todos los rincones del juego y NPCs anodinos y sin carisma.

Es tal este cúmulo de no-argumentos para explorar, que al final me hacen ir directamente a la misión principal, ya que no influirá para nada en la historia. Mapas llenos de iconos, NPCs cansinos, absurdos recados y demás restan mucho interés a la exploración.

Me gustaría en un juego de este estilo, tener un motivo real de vistitar tal o cual parte del mapeado, de hablar con Fulanito o Menganito y que desarrolle la historia, de hacer determinada acción para obtener una recompensa que vaya con el hilo principal. “Es mucho pedir? Yo creo que no.

Así que por ahora, más que mundo abierto de calidad estilo Zelda BOTW, Far Cry 3 o el que vosotros queráis, tenemos juegos de ese corte pero de perogrullada máxima. Me decanto, y a lo mejor vosotros también, por un estilo de Regiones Acotadas, que ofrecen cierta libertad e invitan al oteo alegre por sus rincones y parajes.

Ejemplos? Bueno, yo diría los últimos Tomb Raider, Dark Souls 3, y alguno que otro más, como Medievil de PSX. Son juegos que incitan a investigar, que a cada paso que damos encontramos algo que hacer y relacionado con la trama. Que cada secundaria, recado o coleccionable nos aporta algo muy importante para llegar al final. Que de vez en cuando y más adelante, volveremos mediante viaje rápido o recorriendo todo lo andado para, una vez obtenida cierta mejora, alcanzar algo oculto en una región anterior y que en ocasiones es indispensable.

Resumiendo, que mundo abierto si. Si pero con calidad, con un diseño de niveles trabajado y mimado al detalle con cariño y esmero. Que invite a investigar, a adentrarse en sus rincones y que nos cuenten parte de la historia, quizás, desde otros puntos de vista, pero que recompensa al aventurero que llevamos dentro y no nos provoque bostezos y desidia por andar unos kilometrillos.

Espero vuestros comentarios, si os gustan los Mundos abiertos actuales, los Zeldas o las regiones más cercadas estilo Tomb Raider. Saludos y gracias por leer la modesta visión de un amante viejuno de videojuegos.

2 Comentarios

  1. A mi los mundos abiertos.me dan pereza sobre todo porque te pegas unas pateadas acojonantes sin mas aliciente que conseguir una nota o un objeto solamente para poder hacerte con un logro. A mi me va lo sencillo, lo directo. Nada de perderse para tener que volver practicamente con los bolsillos vacios. Me quedo con un Tomb raider que un assassins.

    • Al final te entretienes con cualquier cosa y pierdes el hilo super rápido. A no ser que tengan relación las misiones secundarias con la trama y ofrezcan motivos de verdad para explorar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.