Bluehole sigue puliendo su Battle Royale en Xbox One con varias mejoras

El nuevo mapa para PUBG ya está listo y llega a Xbox One junto a una fan actualización llena de mejoras. Unos 10 GB de peso tiene esta actualización que además del mapa desértico, incluye muchas mejoras para optimizar el juego en las consolas Xbox One.

El sistema de carga ha sido mejorado y ahora es ahora cuando se cargarán más rápido los mapas y objetos, consiguiendo así una mayor fluidez en el gameplay. Estas mejoras aumentan considerablemente el rendimiento tanto en Xbox One Estándar o S y en Xbox One X, lo que era una prioridad para los creadores de PlayerUnknown’s Battlegrounds.

Otra mejora que trae este nuevo parche es el momento cuando los jugadores deciden abrir su paracaídas para caer así en un lugar mejor. Otros elementos de la partida que han mejorado han sido los vehículos vacíos que ralentizan el juego, además de un upgrade en la carga del inventario.

Por último y más importante, es la citada incorporación del mapa desértico Miramar, ya disponible para descargar, con nuevas armas y objetos, edificios altos para obtener ventaja sobre los enemigos y un escenario diferente a Pochinki.

PUBG ya está disponible en Xbox One en modo Game Preview y Steam en su versión final.