Ambas compañías son de las primeras en confirmar su asistencia tras la renuncia de Sony

Hoy mismo se confirmaba (tras rumores previos) que Sony no acudirá al próximo E3 en Los Angeles, la mayor feria de videojuegos y la gran cita que los aficionados esperan. Año tras año es el máximo escaparate donde todas las compañías (no sólo las tres fabricantes de hardware sino las editoras como EA, Ubisoft, Square Enix o Bethesda) visten sus mejores galas y sacan toda la “artillería” para el siguiente año. Es, como dijo en una de sus conferencias Todd Howard de Bethesda, “la semana más divertida del año”.

Más allá de los motivos y razones de Sony para faltar por primera vez en más de veinte años a la gran cita de los videojuegos, que no toca ahora analizar, el interés ha virado rápidamente hacia las otras dos compañías editoras y fabricantes; Microsoft y Nintendo. Y como no podía ser menos ambas han confirmado su presencia y no sólo éso, aventuran a sus fans que serán muchas las sorpresas y novedades.

En el caso de Nintendo ha sido un comunicado de Reggie Fils-Aime, presidente de la división americana de Nintendo, donde ha confirmado el compromiso de la compañía nipona con el evento:

“El E3 es una oportunidad excelente para que compartamos nuevos juegos y nuevas experiencias con los aficionados y nuestros socios de todo el planeta”, ha dicho para tranquilidad de sus fans.

En cuanto a Microsoft, siendo además “en casa el partido, nadie podía pensar que faltaría y así lo ha confirmado el propio boss Phil Spencer:

“el E3 es una plataforma increíble para mostrar lo vibrante y atractivo de los videojuegos. La ESA sigue incrementando cada año el alcance del evento entre aficionados y la industria, tanto en número de asistentes como en presencia en línea”.

Y remata con un ilusionante: “espera ver qué deparará el E3 2019”.

Y es que tras la magnífica conferencia del año pasado y las recientes adqusiciones de grandes estudios así como los rumores sobre nuevo hardware y nuevos juegos, la apuesta de Microsoft por Xbox es más grande que nunca como para abandonar su feria favorita, el E3.

Un E3 que también ha querido alzar la voz para acallar rumores de “pérdida de popularidad” por esta renuncia de Sony y a través de su cuenta de Twitter nos enlaza a un intersante artículo donde, en resumen, se demuestra que el E3 no ha parado de crecer, siendo el del año pasado el que batió todos los récords de asistentes, difusiones y streamings e inversiones de los publicistas.

Así que, aunque la ausencia de Sony sea algo que lamentar pues todas forman parte del gran show, el espectáculo está garantizado en el Convention Center y el Microsoft Theater de Los Angeles.