Parece que Microsoft quiere seguir construyendo esta relación con Sony.

Microsoft desea conseguir que los jugadores de Minecraft en PlayStation 4 puedan disfrutar con amigos o jugadores que jueguen en otras plataformas, como Xbox One. Con Fortnite se puso la primera piedra y se desea seguir estableciendo esta alianza.

“Creemos en dar a los jugadores la oportunidad de jugar a los juegos que quieran con la gente que quieren. Ya sea que eso signifique trabajar con nuestros socios para ofrecer juego cruzado con juegos como Rocket League y Fortnite, o permitir el juego entre dispositivos con Minecraft, la compañía dijo en su declaración a Windows Central.

“Apoyamos los nuevos escenarios que permiten que más personas jueguen y se diviertan juntos mientras lo hacen. Nos encantaría traer a los jugadores de PlayStation 4 a nuestro ecosistema de Minecraft, pero no tenemos nada más que compartir en este momento”.

Ha habido bastantes acercamientos entre Sony y Microsoft en cuanto a la idea de juego cruzado a través de todos los sistemas en los últimos meses. Sin embargo, después de cerrarse totalmente en banda a ello, Sony finalmente cedió a principios de esta semana con Fortnite como el primer juego en establecer esta alianza.