Los únicos que no funcionarán serán los juegos de Kinect.

Sabemos que en Xbox están realmente comprometidos con el tema de la retrocompatibilidad, pero hoy Microsoft ha dejado claro lo mucho que se están esforzando por mejorar lo que han conseguido, confirmando que casi todos los juegos actualmente jugables en Xbox One de toda la historia de la familia de consolas Xbox serán jugables en Xbox Series S y Xbox Series X en el momento del lanzamiento de ambas el 10 de noviembre.

Jason Ronald, que es el Director de Gestión de Xbox, ha confirmado que tras más de 5000 horas de pruebas, todos los juegos, incluidos los títulos originales de Xbox, Xbox 360 y Xbox One que actualmente funcionan en Xbox One serán efectivamente compatibles con las nuevas consolas. De hecho, los únicos juegos de Xbox a los que no podremos jugar desde nuestra biblioteca en las nuevas máquinas serán aquellos que utilicen Kinect.

Si lo pensamos es algo tremendo, ya que muchos juegos recibirán parches específicos que incluirán mejoras gráficas, pero eso sin mencionar que muchos juegos que no recibirán el tratamiento de actualización específico seguirán beneficiándose de las mejoras que incorporan las nuevas consolas de Microsoft, como la duplicación de la velocidad de fotogramas en determinados títulos y el Auto-HDR, que añade HDR incluso a los juegos que se crearon antes de que el HDR fuera algo habitual.

Así pues, parece que vamos a tener un buen catálogo de juegos que probar una vez que Xbox Series S y Xbox Series X sean lanzado al mercado el 10 de noviembre. No olvides echar un vistazo a nuestros unboxing de ambas máquinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.