Buscan ingenieros para las soluciones a DRAM y podría usar GDDR6

Cuando el río suena, agua lleva, y es que algunos comentarios de sus jefes indicaban que Microsoft estaría trabajando en una nueva consola. Los de Redmon andan buscando ingenieros expertos en DRAM, GDDR5 y GDDR6.

En la oferta de trabajo aparecen listados una serie de campos de trabajo, que se enfocan las tecnologías de memoria existentes y de vanguardia. Al parecer Microsoft no quiere repetir los errores de arquitectura de la primera Xbox, y ha aprendido con el lanzamiento de la potente Xbox One X, gráficamente superior y con un ancho de banda de memoria mucho más rápido que las competidoras.

microsoft

Tanto se busca la potencia, como la viabilidad en cuanto a costes, confiabilidad, rendimiento e integridad de la señal. Lo que se busca es proponer varias opciones y ver cuál es la que mejores resultados proporcionan.

Además de estos requerimientos, buscan personal con conocimientos arquitectos de almacenamiento, que incluirían tecnologías SSD, HDD y de memoria de tipo Flash. Todo depende claro está, del estudio de estas tecnologías y según costos y rendimientos elegir la opción que mejor se adapte a la futura generación.

Xbox One X se construyó con una memoria GDDR5 unificada de 12 GB, dejando 9GB de potencia gráfica para los desarrolladores. Teniendo en cuenta que Xbox One S utiliza 8 GB GDDR3, lo más lógico sería utilizar la más avanzada, que ahora mismo sería GDDR6.

Al parecer habrá que esperar varios años para que llegue la nueva generación de consolas Xbox, pero esto no preocupa a los fans, ya que Xbox One X ofrece una calidad superior y una potencia que puede aguantar muchos años.