En un momento en el que muchos juegos se aprovechan del dinero del jugador, el título de Crystal Dynamics se destapa como una guía a seguir por muchos.

Como cualquier juego de esta época, Marvel’s Avengers también incorpora un sistema de comercio basado en las microtransacciones. Es normal que nos preocupemos por lo ligadas que están estas microtransacciones al juego principal, especialmente considerando lo mal que otros juegos las han implementado (Star Wars Battlefront II). Afortunadamente, desde su lanzamiento, las microtransacciones de Marvel’s Avengers no parecen ser tan invasivas como creíamos en un comienzo. Lo que se vende no es barato en absoluto, pero el juego nunca nos obligará a pagar para poder disfrutar del juego base. De hecho, hay mucho en la implementación de microtransacciones de Marvel’s Avengers de lo que otros títulos AAA podrían aprender.

Las microtransacciones en Marvel’s Avengers se establecen como una experiencia puramente cosmética. La potenciación de nuestros personajes se logrará mediante el leveo y la búsqueda de equipo mientras jugamos. En los dos centros de operaciones habrá vendedores que vendan material y equipo, pero todos ellos utilizan la moneda del juego.

Las microtransacciones se dividen en cuatro categorías: skins, emotes, placas de identificación y cartas de desafío de héroes. Los skins, emotes y placas de identificación se pueden comprar con créditos, que podemos conseguir jugando. Los emotes sin duda son el punto flaco del título, ya que no aportan nada y su precio es ridículo. Las placas de identificación son las más fáciles de conseguir, y al ser cosméticos de usar y tirar que no son para nada necesarios y que puedes conseguir con sólo jugar, pues como que no son un elemento que nos vaya a fastidiar la partida.

Conseguir todos los trajes legendarios y raros es sin duda algo que nos saldrá por un ojo de la cara, pero el juego nunca te lo restriega por la cara, ni hace que sea imposible conseguirlos sin pasar por caja. Por ejemplo, mientras que en otros juegos nos obligan casi a pasar por caja para conseguir este tipo de objeto, en Marvel’s Avengers puedes conseguir estos trajes legendarios usando la propia moneda del juego. Si somos de los que tampoco prestamos mucha atención a esto de ir a un mercado para hacernos con un objeto, hay muchos que puedes conseguir jugando a la campaña o completando misiones específicas de héroes.

El aspecto más interesante del sistema de microtransacciones, sin embargo, son las Cartas de Desafío de Héroe. Cada carta de desafío cuenta con cuarenta niveles en los que podremos conseguir cosméticos y créditos a medida que se completen los niveles. Crystal Dynamics ha abierto las Cartas de Desafío para los seis héroes del lanzamiento, permitiendo a los jugadores conseguir una gran cantidad de créditos que pueden ser utilizados para comprar otros artículos cosméticos o nuevas Cartas de Desafío de Héroes.

Subir de nivel la Carta de Desafío lleva tiempo, pero Marvel’s Avengers es más transparente sobre la forma de hacer que otros juegos. Cada Carta de Desafío cuenta con 200 puntos que debes obtener, los cuales puedes adquirir completando desafíos diarios y semanales. Los desafíos no son demasiado complicados, pero no hay suficientes. Como sólo hay dos retos diarios y dos semanales, no podrás terminar rápidamente tu carta. Es algo que te va a llevar un buen puñado de semanas.

Lo que el resto de la industria debería aprender de Marvel’s Avengers es cómo ha conseguido eliminar el cada vez más actual síndrome FOMO o miedo a la exclusión social. Esta patología psicológica es algo que cada vez se está viendo más debido a las nuevas tecnologías, pero en el caso de los videojuegos, los llamados juegos como servicio, son los que están provocando que este problema se agrave. Los desarrolladores esperan mantener a los jugadores en su juego vendiéndoles contenido de temporada y poniéndoles una especie de temporizador en las manos. Los jugadores terminan en la tesitura de tener que pagar por seguir “en la cresta de la ola” dentro del juego. Algunos juegos recientemente han mostrado su deseo de eliminar o disminuir este elemento, pero hasta ahora no han estado dispuestos a abordarlo de frente adecuadamente. En esta ocasión, Marvel’s Avengers simplemente elimina este problema de raíz. No hay una cuenta atrás en las Cartas de Desafío en estos momentos y tampoco lo habrá con los próximos personajes posteriores al lanzamiento. Sin duda alguna algo que debemos aplaudir a Crystal Dynamics.

Marvel’s Avengers tiene microtransacciones sí, pero comparadas con otros títulos no son para nada invasivas. El juego no nos fulmina a base de publicidad en los menús y proporciona métodos alternativos para conseguir los objetos que más nos llamen la atención sin pasar por caja. Marvel’s Avengers ya está disponible en Xbox One. No olvides echar un vistazo a nuestro recién estrenado análisis del juego pinchando aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.