El mapa llega junto a una actualización que promete mejorar la experiencia de juego.

Tras su paso por el servidor de prueba, el mapa del desierto finalmente ha llegado a la versión preliminar de Playerunknown’s Battlegrounds en Xbox One, trayendo además importante mejoras en cuanto a rendimiento. Miramar, el nuevo mapa para PUBG que se localiza en un desierto cuenta con grandes construcciones, colinas rocosas y amplias extensiones de campo abierto, una experiencia completamente diferente y que otorga variedad con respecto al primer mapa.

La llegada del nuevo mapa trae consigo nuevas armas, entre las que se incluye el revólver R45, el rifle de palanca Win94 y la escopeta serrada, así como vehículos especialmente diseñados para el terreno de Miramar como la furgoneta de 6 asientos y la camioneta todo terreno.

Esta actualización también implementa una serie de mejoras en las que el equipo de desarrollo ha estado trabajando para la optimización y estabilidad de la versión preliminar de PUBG en Xbox One. Se espera que continúen llegando actualizaciones para mejorar la carga de elementos a la hora de caer en paracaídas, así como la corrección de errores que perjudiquen la experiencia de juego.

Por ultimo, se han lanzado dos nuevos paquetes de personalización por tiempo limitado en la tienda del videojuego, el Golden Tracksuit y el Instructor Set, cada uno por un precio de 4,99 €.