Los usuarios asiduos a Fornite saben lo tedioso que es la espera con esa carga eterna, aunque por fin parece que han metido tijeretazo gracias a la última actualización.

He de reconocer que llevo muy poco tiempo jugando a Fortnite, pero lo primero que me llamó la atención es el longevo tiempo de carga que posee el juego en sus primeros momentos. Parece que Epic Games han escuchado las quejas, lamentos y súplicas de los amantes de su colorido juego, y han realizado mejoras significativas en su última actualización 3.5 (para ver el contenido de este parche os recomendamos ir a la noticia pinchando aquí).

La optimización generalizada toca de lleno los tiempos de carga, especialmente a aquellos que concierne a la consola de Microsoft: el tiempo de espera en Xbox One se ha visto reducido unos 30 segundos. Parece que medio minuto no es nada, pero os aseguramos que se hacen muy largos cuando tienes ganas de probar Fortnite. Habrá que seguir los pasos a Fortnite y su evolución con el tiempo, pues el estudio no deja de sorprendernos y lanza casi semanalmente alguna que otra mejora para ir puliendo su juego, en especial ese Battle Royal que le está sacando los dienes a su competidor más directo: PUBG.