Epic Games ha comunicado que quieren arreglar todos los problemas relacionados con los servidores de Fortnite, y llevará algo más de tiempo.

Si exceptuamos el éxito de PUBG, que como bien podéis leer en la noticia ya supera los 4 millones de usuarios pese a estar en una fase preview, otro de los juegos que atesora un gran público es Fortnite. Epic Games es consciente que su juego sigue en fase de pruebas, y es por eso que decidieron congelar su actividad para actualizar sus dos modos de juego más laureados: Battle Royal y Salva al Mundo. 

26

Por desgracia, esta actualización 2.3 está teniendo alguna que otra complicación, que más vale ser reparada ahora antes que lastrarla hasta etapas más tardías cuando el juego alcance su versión final. En los foros oficiales de Fortnite, los desarrolladores han comentado lo siguiente:

“Durante la mejora 2.3 nosotros estábamos tareas recomendadas para resolver un problema permanente en la base de datos. Aquellas tareas causaron que la base de datos llegará a una mala situación. Después de considerarlo, nosotros decidimos que nuestra mejor opción era restaurar todo el trabajo desde una copia de seguridad que hicimos momentos antes de introducir el parche”.

Por estos motivos, habrá que esperar a que Epic Games tenga más suerte con su segundo intento a la hora de mejorar el rendimiento de Fortnite, para que más y más gente pueda disfrutar de este divertido juego sin tener que sufrir problemas técnicos ni fallos con los servidores.