Muchos somos los fans de la compañía del ratón Mickey que hemos buscado buenos juegos basados en sus licencias, pero que en ocasiones no han cumplido con lo que prometían. Sin embargo, RUSH: A Disney • PIXAR Adventure lo cumple.

Los fans de Disney hemos recibido grandes juegos de nuestros personajes favoritos desde hace muchos años. Sin embargo los mejores títulos se enmarcan dentro del catálogo de consolas del pasado como Sega Megadrive o la NES. Juegos como Aladdin, Ducktales o Castle of Ilussion suponen el Olimpo de calidad, pero también hay muchos otros peores, sobre todo surgidos en los últimos 15 años con la explosión de videojuegos lanzados para promocionar cualquier tipo de película. Sin embargo, las consolas de Microsoft no habían recibido hasta el momento ningún título de excelsa calidad a los catálogos de sus tres consolas. De toda esta incertidumbre creativa en 2012 se divisó un pequeño un rayo de esperanza para los fans de la compañía del ratón más famoso del mundo. A modo de exclusiva de Xbox 360, el gran Asobo Studios desarrolló un título llamado Rush: A Disney-Pixar Adventure. Aunque no era del todo perfecto, este paseo por el mundo de las licencias de Disney Pixar presenta una gran variedad de estilos de juego, así como la aparición de gran cantidad de nuestros personajes favoritos. Sin embargo, pocos fans repararon en este título, que por desgracia no vendió demasiado. Por fortuna, en 2017 el título llegó a Xbox One dándole una segunda vida y pudiendo ser disfrutado por todo el mundo gracias a Xbox Game Pass.

RUSH: A Disney • PIXAR Adventure fue ideado originalmente como un juego de plataformas que utilizaba tanto el sensor Kinect de Xbox, como el estilo de juego tradicional con mando. Los jugadores son transportados a una amplia gama de mundos del estudio Pixar, que van desde Toy Story a Los Increíbles, pasando por Ratatouille, Buscando a Dory, y mucho otros. Aunque carece de una trama cohesionada, el juego utiliza un parque temático al estilo Disneyland como centro del mundo del juego y desde donde sus jugadores pueden aventurarse a diferentes partes del increíble universo Pixar. Desde el principio, los jugadores pueden elegir entre ser un niño o una niña y desde allí elegir cuál de los mundos de Disney Pixar quieren explorar. La historia se basa en el encuentro con personajes icónicos del catálogo del estudio americano y en nuestra participación en cada nivel como si se tratara de una película.

La amplia gama de personajes de Disney Pixar es la fuerza motriz de este título exclusivo de Xbox. Cada nivel en el que entremos nos transporta y nos hace formar parte de una historia de Pixar, que es principalmente lo que hace que este título sea tan divertido de jugar. No se toma en serio a sí mismo, sino que su encanto se basa en la simplicidad de la exploración y sus muchos minijuegos. El remake también ha mejorado la experiencia gráfica con mejores texturas y una resolución que puede alcanzar los 4K en Xbox One X, lo que hace que el juego se vea espectacular.

Cada mundo tiene su propio estilo de juego, lo que hace que haya una amalgama de géneros muy interesante. Por ejemplo, el mundo de Cars se presenta como si fuera un juego de carreras y el de Ratatouille como un juego de plataformas en 3D. En los escenarios de Los Increíbles, los jugadores se embarcan en una aventura para ayudar a la familia Parr a superar a los Súper Villanos a través del género beat em up’. Esta variedad de géneros nos deja a las claras que este título no teme experimentar con diferentes géneros, aunque esté dirigido principalmente a un público infantil. Otro punto a tener en cuenta es que el doblaje es el mismo que el de las películas, totalmente en castellano por supuesto, así como su banda sonora, algo que hará las delicias de los fans.

En términos de calidad, este juego es una verdadera carta de amor para los fans de Pixar. Cada sección del canon del estudio se explora en profundidades nunca vistas desde los grandes juegos de Capcom en colaboración con Disney en la Sega Megadrive. Rara vez un juego basado en una licencia cinematográfica ha incorporado con tanto realismo el fantástico mundo que emula como lo hace RUSH: A Disney • PIXAR Adventure.

Por supuesto el juego presenta algún que otro problema. Uno de los principales de este juego es la falta de sustancia que tiene durante muchos de sus segmentos de exploración. El mundo de Ratatouille está dividido en partes y no es tan abierto como debería haber sido. Incluso con toda su variedad, cada aspecto del universo de Pixar parece más un pequeño vistazo que una aventura completa. Tal acortamiento de la exploración destruyó lo que podría haber sido una gran aventura. El mundo de Pixar es un vasto universo, pero aquí se cuenta a través de una serie de viñetas de estilo episódico.

La falta de una historia que atrape es otra mancha en esta joyita oculta. Durante los días de gloria de la era de los 16 bits, la mayoría de los juegos temáticos de Disney fueron escritos brillantemente con un estilo tan grandioso como sus gráficos. Aquí, la exposición de RUSH: A Disney • PIXAR Adventure es tan profunda como un vaso de agua. Todo lo que sabemos de su protagonista es que es un niño que busca aventuras en el reino mágico que le ofrece DisneyLand. No se sabe nada de su historia de fondo, ni es una necesidad en el gran esquema del universo del juego. Sin embargo, creemos que esta exclusiva para Xbox podría haber funcionado mejor como party game al uso que como una aventura al uso.

Como conclusión, RUSH: A Disney • PIXAR Adventure es un sólido producto, con algún que otro fallito. Con un mundo central limitado, un protagonista jugable con poco interés y una historia que no cohesiona nada, el juego tiene algunos agujeros que podrían haber hecho que todo el producto se derrumbara sobre su base de fans. Pero aún así, de las llamas de la mediocridad surge un fénix construido sobre la aspiración. Lo que hace a este título una exclusiva tan encantadora es su aspiración a la simplicidad y la variedad de juego. Incluso sin un argumento, RUSH: A Disney • PIXAR Adventure mantiene al jugador enganchado por lo bien que hace muchas cosas. Cubre al jugador en una hoja de matices que mantiene a los espectadores deseando más de cada pizca del catálogo de Pixar. Ver a los personajes de Toy Story coincidir con Ratatouille es raro al principio, pero poco a poco entiendes por qué los desarrolladores han juntado tan bien tal variedad de personajes. En todo caso, este producto es una introducción visual al mundo de Pixar para los más pequeños. Divertido, aunque a veces carente de sustancia, RUSH: A Disney • PIXAR Adventure es un juego que seguramente hará las delicias de los fans, de los más pequeños y de cualquier jugador que le de una oportunidad en Xbox Game Pass. 

Anuncio

1 Comentario

  1. Disney lo está haciendo realmente bien para mejorar su estrategia de branding y merchandising. Ello conlleva a que en el área de videojuegos se ponga las pilas y siga mejorando en sus juegos. EL publico son niños pequeños por lo que no son tan tiquismiquis a la hora de quejarse como podríamos ser uno de nosotros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.