Pese a la gran factura técnica que ofrece Assassin´s Creed Odyssey, sus ventas en nuestro territorio son muy inferiores respecto a su anterior entrega en Egipto.

Tras varias semanas después de su lanzamiento en tiendas, ya conocemos algunos datos interesantes respecto al nivel de ventas de Assassin´s Creed Odyssey, y no son nada alentadoras. Ya pasó en Reino Unido, donde la última entrega de la conocida saga ha vendido tan sólo una cuarta parte de lo que recaudó Origins en su día. Datos que se trasladan a nuestro territorio, donde las ventas ambientadas en Grecia sólo han alcanzado las 48.000 copias, muy por debajo de Syndicate (170.000 unidades), Unity (195.000 unidades) y Origins (225.000 unidades).

Muchos factores son los posibles causantes de esta bajada drástica en la saga. La primera y más relevante podría ser el breve espacio entre una entrega y otra, con solo un año de separación (y teniendo en cuenta que tanto Assassin´s Creed Odyssey como Origins son títulos con una duración mucho más extensa que sus pasadas iteraciones). Otra causa de peso el el título de Rockstar, ya que Red Dead Redemption salió poco tiempo después, y la gente estaba más deseosa de viajar al Lejano Oeste que conocer las batallas entre espartanos y atenienses. Esperemos que las ventas en este Black Friday y las futuras adquisiciones en Navidad consigan reflotar un título con una muy buena factura técnica y jugable.

Si quieres conocer más, te emplazamos al análisis de Assassin´s Creed Odyssey que puedes leer pinchando aquí.