The Surge 2 y el uso de la religión como respuesta a la tecnología

La última propuesta de Deck 13, The Surge 2, ha llegado recientemente a nuestras Xbox One. Esta trae consigo una nueva odisea llena de peligros y desafíos en pos de salvar el mundo de la amenaza de los nanites y otras cosas… Sin embargo, en este texto quiero exponer la mezcla de tecnología y religión en esta obra de ciencia ficción.

Este texto contiene Spoilers de nivel Alfa y, literalmente, el final del juego. Por ende, NO recomiendo leerlo hasta terminar The Surge 2 o si no os importa conocer la trama antes de tiempo.

No es la primera vez que los mundos futuristas presentan cultos y religiones basadas en el apocalipsis, la tecnología o fuerzas no comprendidas. Pues en obras como The Technomancer o los propios Jedi de Star Wars se presentan creencias en mundos donde la tecnología ha eclipsado todo lo demás. Sin embargo, en The Surge 2 esta idea se retuerce un poco más y combina elementos separados para lograr la ciencia ficción más descabellada que he visto en mucho tiempo.

Los conceptos principales que vamos a tratar son el culto de la centella y los nanites, pues todo gira en torno a ellos. El juego presenta el apocalipsis desencadenado por la expansión de los nanites y la forma en que pueden corromper las mentes de los aumentados. Más entre todo este caos se alza el credo de la Centella. Una religión donde se cree en la llegada de la Centella y la unificación de todos los seres vivos en un ente único e inmortal.

Toda este movimiento lo orquesta La Matriarca, una mujer que ha llegado dominar la tecnología e incluso a entender a los nanites y la forma de dominarlos. De esta forma podemos ver conceptos tópicos de las religiones como la muerte y resurrección del elegido en el propio hijo de la matriarca. Aunque en este caso este ser se vuelve cada vez más desquiciado y corrompido a nuestro mundo, y no tiene intención de cesar hasta arrebatar el poder de la centella a la nube de nanites y así lograr la unificación de todos los seres en uno solo.

No tiene intención de cesar hasta arrebatar el poder de la centella a la nube de nanites

Para sostener toda esta teología nuestra historia se sitúa en la ciudad de Jericho, nombre homónimo de unas de las ciudades de peregrinaje de religiones reales. Pero a Deck13 no le basta con la mitología escrita, sino que además coge referencias de libros que tocan los mismos temas. De esta forma, la gran sierpe que se observa en la ciudad y a la que se une la niña misteriosa no deja de ser un símil al Gran Gusano de Dune, Shai’Hulud. Por si no conocéis la obra de Frank Herbert, a Shai’Hulud se le entiende como un ser divino que puebla el árido planeta de Dune y quien contiene el secreto de la vida eterna para los elegidos.

Coge referencias de libros que tocan los mismos temas

Todas estas ideas, y más que seguramente se escapan a mi análisis, se entremezclan en el compás final de The Surge 2. Pues nuestro fanático retornado de la muerte se halla cara a cara con el monstruo de nanites y logra robarle toda la energía. Esto convierte al fanático en el Arcángel, y como ser superior es capaz de alterar la realidad, lo que nos arrastra a un mundo onírico donde nos enfrentamos a su juicio final. Al vencer a este duro jefe final podemos decidir que hacer con él, y esto muestra el camino que tomará el mundo siendo nosotros el nuevo arcángel y salvador o destructor de la humanidad.

Cabe destacar que el hecho de que el villano se autodenomine el Arcángel es algo arbitrario dentro de lo que el propio personaje considera divino. Puesto que como posee el poder de la creación, da forma a su realidad como el cree que debe ser. Es decir, podemos extraer de la historia de The Surge 2 que el culto a la Centella, ante el miedo al apocalipsis, crea a su propio Dios(literalmente) en busca de la salvación de la humanidad.

Este culto, ante el miedo al apocalipsis, crea a su propio Dios(literalmente)

En definitiva, considero que The Surge 2 toca un tema que siempre despierte interés y un buen lore en cualquier obra. Pues la mitología y la ciencia ficción futurista pueden dar pie a historias descabelladas. Si bien no se acaban de exprimir en exceso todas las posibilidades de la trama, esto da pie a una tercera entrega mucho más metafísica y filosófica desde el punto en el que acaba el título.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.