¿Por qué elegir cuando podemos tener todo lo que queramos?

Cuando hablamos de la nueva generación claramente nos estamos refiriendo a la nueva consola de Microsoft, Xbox Series X y a lo nuevo de Sony, PlayStation 5. Los fans de Xbox al parecer podemos estar ilusionados con motivos por el poder que a priori tendrá la nueva bestia de Microsoft.

Muchos usuarios, tienen dudas; ¿cuál compro primero? Teniendo las posibilidad de hacerlo, ¿compro las 2 al mismo tiempo? Y si hago como en esta generación y compro de salida Xbox Series X y más adelante compro PlayStation 5 cuando baje algo de precio y haya suficientes juegos a precios de saldo? Y de ahí, mil historias que cada uno tiene en casa y sobre las que tendremos que reflexionar hasta el lanzamiento de los nuevos hardware. Pero, ¿y si existieran otras posibilidades?

Sí, existen. Se llaman project xCloud, PlayStation Now y Google Stadia. El streaming va a llegar y no se puede detener; que con esto no digo que haya que hacerlo, porque funciona y lo hace muy bien. Cada una tendrá sus pros y sus contras, su margen de mejora, sus carencias y sus puntos fuertes, pero lo que tengo muy claro es que vienen para quedarse y ofrecernos más opciones para lo que de verdad importa: jugar.

He aquí uno de mis problemas que parece tener solución; un desembolso ya de por si considerable con Xbox Series X, que será de nuevo mi plataforma principal, no me permitirá comprar una PlayStation 5. Además, el espacio que ocuparán en mi “sitio para jugar” será considerablemente más grande, con más cables (que ahora mismo el tener One X, el PC y la PlayStation 4 Pro es un problema de trastos que no quiero el año que viene) . Y por si no fuera poco, el dinero para nutrir esos sistemas con su particular gasolina, los juegos, lo que nos da (al menos a mi) un pequeño dolor de cabeza y a la vez, una oportunidad de agudizar el ingenio y optar por las opciones más sencillas.

Es el mensaje claro que nos brinda Phil Spencer casi en cada entrevista sobre el ecosistema Xbox. Da igual donde juegues, da igual la guerra de consolas, lo importante es jugar, en la plataforma que sea, pero juega. Así, se nos abren muchas posibilidades de jugar a todo (o casi todo) por muy poco dinero. A lo que voy, es que no todos tenemos lo suficiente ya sea por nivel adquisitivo, por espacio o simplemente, que como nos vean meter “otro cacharro” en casa salimos por la puerta como Jazz en “El Príncipe de Bel-air”.

La nueva generación
Jugando a Darksiders 3 en xCloud

La solución más práctica e inteligente es amoldarse a las nuevas tecnologías, olvidar los prejuicios que los jugadores más veteranos tenemos sobre las consolas tradicionales y aprovechar este nuevo abanico de posibilidades que se abre y nos da un soplo de aire fresco. Y aquí entra el único requisito: mente abierta. No cerrarse en banda porque “es que no me gusta esa plataforma” y decidirte de una vez a jugar a un título que te llama enormemente la atención y que no pedías disfrutar por no tener esa consola.

Imagina que tienes en tu poder Xbox Series X y que le lanza al mercado un nuevo juego de PlayStation 5 (o incluso te apetece jugar a uno de PS4 que te perdiste), y que de repente se estrena en PS NOW, el servicio en streaming de Sony. Lo más lógico es que si te gusta ese videojuego, pero no puedes comprar otra videoconsola más, por qué no podrías jugar a él si se puede hacer vía online? Pues después de conocer el trato de Sony con Microsoft con los servidores Azure y tras comprobar lo bien que funciona xCloud o Google Stadia sería la manera perfecta de hacer lo que más te gusta sin perderte nada.

Ahora imagina que te decides por PS5 en la nueva generación, pero de repente anuncian un juego en Xbox que no aparecerá en “tu plataforma”; uno de esos títulos que siempre miras de reojo y no te atreves a dedicarle unas palabras de elogio o bien que das por perdido por no poder hacerte con una consola de Microsoft por el motivo que sea. Tranquil@, porque xCloud nace en septiembre y será gratuito para los suscriptores de Xbox Game Pass, así podrás disfrutar de los nuevos exclusivos de Microsoft por apenas 10 € al mes con la única aportación de un mando bluetooth y un móvil/tablet.

Yo a mis 41 castañas nunca podría haber podido imaginar que existieran tantas y tan variadas opciones para jugar, tantos catálogos a los que hincarle el diente y que al final, no supusiera un agujero en mi cuenta corriente. Cuando empecé en esto de los videojuegos, tenía un MSX 2 y un puñado de juegos adquiridos con el esfuerzo y trabajo de mis padres. Con 6 años era imposible tenerlo todo, pero junto a mi querido hermano, buscábamos la forma de descubrir otros juegos, otros sistemas y otra formas de jugar sin preocuparnos de cual era mejor y que otro era peor. Simplemente descubrir, disfrutar, reír, soñar y un mensaje que nos marcamos a fuego (aunque en ese momento no fuimos conscientes) y que el cabeza de Xbox repite cada vez: No importa cómo, no importa en qué plataforma, solo juega.

Estoy muy ilusionado por la nueva generación, y espero que poco a poco, los usuarios nos olvidemos de las guerras de consolas, de la mía es mejor y la tuya no vale, de que si “peli-juego” o de que si Xbox no tiene juegos, y de una vez, dejemos todo a un lado y recordemos lo que de verdad importa: jugar, compartir, disfrutar. Por ahora, he probado la fase de beta de xCloud y que, si recordamos que está en pruebas, aún así puedo decir que es una atentica gozada ponerle el clip al mando de Xbox One y jugar en un teléfono móvil a mis juegos favoritos. Si Sony apuesta por PS NOW igual que hace Microsoft, ya sé quién ganará la próxima generación: ¡Nosotros!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.