El dinero estaba destinado a apoyar entre un 50 a un 85% de lo proyectos españoles sobre videojuegos.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha declinado el apoyo de fondos europeos que se estimaba cerca de los 2 millones de euros el cual iba destinado a creadores españoles de videojuegos. La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Agenda Digital fue la encargada de presentar la propuesta, en manos de José María Lassalle.

La iniciativa esperaba financiar entre un 50 y un 85% de proyectos para empresas que esperaban lanzar su primer videojuego. La ayuda iba de 50.000 euros para grupos con menos de 5 empleados y 150.000 euros para aquellas con más de 5 empleados. La resolución de la iniciativa, que estaba destinada para 17 de julio, afectará a por lo menos 20 empresas.

El pasado 15 de diciembre el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, creó la Mesa del Videojuego en donde se reunirán los principales exponentes del sector videojueguil para entablar conversaciones que pudiesen ampliar el crecimiento de este sector de entretenimiento. Las organizaciones políticas y económicas saben de la importancia de una industria que ya posee 23,9 millones de jugadores españoles, siendo España el cuarto país europeo con mayor consumo de videojuegos facturando 1.163 millones de euros.

Una decisión lamentable, que demuestra el poco interés de algunos dirigentes políticos que aún no ven el potencial económico-social de la industria del videojuego que cada año sigue creciendo.