El crasheo del juego que ocurría de repente a algunos usuarios ha sido eliminado.

Ubisoft ha lanzado el último parche de Assassin’s Creed Odyssey, el 1.0.5, para eliminar un error particularmente molesto que provocaba que el juego fallara y nos sacará de él repentinamente.

El problema en cuestión surgió tras la publicación de la actualización 1.0.3, y hacía que los jugadores volvieran al dashboard de la consola mientras jugaban. Además de eliminar este problema, el parche también añade una serie de mejoras de estabilidad en general, así como correcciones de bugs.

Afortunadamente, la actualización sólo pesa 0,1 GB en Xbox One, por lo que no supondrá una gran descarga de datos.

Assassin’s Creed Odyssey salió a la venta en Xbox One, PS4 y PC el pasado 5 de octubre. Hoy mismo recibiréis el análisis de Comunidad Xbox.