A pesar de la perdida, Konami buscará alternativas con la UEFA.

Las IPs de Konami no se encuentra en su mejor momento. Castlevania y Silent Hill están en pausa hasta nuevo aviso mientras que el Metal Gear sin Kojima, no tuvo éxito en la crítica. Ahora Pro Evolution Soccer parece encontrarse en la cuerda floja.

La licencia de la Champions League fue obtenida por Konami en un acuerdo junto a la UEFA por 2009 y del que ahora sabemos que ha expirado y no será renovada este año. Por casi 10 años, luego de haber renovado por última vez en 2015, Pro Evolution Soccer ha tenido de forma exclusiva los derechos de la liga más importante del mundo y para algunos, el principal aliciente para hacerse con una nueva entrega del título de fútbol. Aunque, cabe destacar, esta perdida no repercute en las licencias de los equipos como el Barcelona o el Liverpool.

El director de marca de Konami, Jonas Lygaard, comentó lo siguiente: “Este año, sin embargo, nos enfocaremos en otras áreas. Seguiremos buscando formas alternativas en las que UEFA y Konami sigan trabajando juntas, así como fortaleciendo su relación“.

Queda esperar cuál será el movimiento de Konami para apoyar a su franquicia anual, Pro Evolution Soccer que el año pasado proponía una versión gratuita (y limitada) de su última entrega como una estrategia de mercado.