El padre de Doom y otras tantas joyas clásicas ha hablado sobre la evolución de los eSports según su experiencia durante todos estos años.

Hay personas dentro de la industria de los videojuegos a los que habría que hacerle un caso especial debido a la involucración que tienen, la experiencia durante todos estos años de trabajo y porque conocen la evolución al detalle y cómo van cambiando los juegos. Una de estas eminencias es Jhon Romero, padre de Doom y Quake (entre otras grandes joyas) que en una entrevista en la web Gamereactor ha hablado sobre la evolución de los eSports a lo largo de estos años.

Romero no se cortó y dio su punto de vista al respecto, contando cómo ya en los años ´90 la gente asistía a campeonatos de Quake con su propio ordenador (hasta 5000 personas), y cómo se repartían jugosos  premios a los ganadores.

Jhon romero lleva toda la vida en este sector del ocio electrónico.

En esta evolución del deporte electrónico y ya metiéndonos a mediados del año 2000, se quiso establecer la idea de crear un juego exclusivo de eSport, que fuera realmente competitivo y que perdurara pasaran los años que pasaran (algo parecido al fútbol, que pasen los años que pasen, siempre tiene las mismas reglas y se juega igual). El problema vino, según Romero, por la falta de sponsor y marcas que respaldasen la idea. 

Por suerte, los años pasaron y el número de usuarios fue creciendo. Jhon Romero explica que gracias a juegos como Starcraft, el movimiento de los eSports se volvió a agitar, hasta llegar en la actualidad a ver auténticos títulos que mueven masas, como puede ser el caso de League of Legends. Es por esa misma razón y por toda la expectación que se están creando en torno a los eSports, que Jhon Romero piensa que en un futuro estos sobrepasarán a sus homólogos tradicionales. ¿Estás de acuerdo?