La acción y las plataformas se dan la mano en Infinite: Beyond the Mind, una propuesta atractiva, aunque efímera, que nos llevará a ayudar a dos hermanas en apuros

El panorama indie de los videojuegos es para muchos la fuente de sus deseos más fervientes, pues es donde la imaginación y la creatividad tienen rienda suelta para dar lugar a videojuegos que no serían concebibles por grandes compañías. Sin embargo, la otra cara de la moneda muestra una perspectiva más radical, posicionando a los desarrollos independientes como el ejecutor del videojuego más puro y la superproducción. Como veis, hay opiniones muy dispares que pueden ser debatidas largo y tendido. No obstante, hoy estamos aquí para hablar de un título indie. Y es que gracias a esta parte de la industria, los creadores sin recursos o medios, pero con talento, pueden llevar a buen puerto sus proyectos.

Este sería el caso de Emilie COYO, desarrolladora de Infinite: Beyond the Mind, que ha podido hacernos llegar su proyecto gracias a Blowfish Studios. El título nos propone acompañar a dos hermanas, Tanya y Olga, las cuales tienen un poder especial que la malvada reina Evangelyn del reino Beljantaur desea erradicar para que no suponga una amenaza para ella misma. Por ello, decide secuestrar a una de la hermanas, así que nosotros encarnaremos a una de estas (la que no ha sido secuestrada) con el fin de ir a salvar a la que está en manos de Evangelyn. De esta forma, comienza un periplo que mezcla la acción en 2D y las plataformas, así como algunas fases de shoot’em up muy bien apañadas. Lo cierto es que la oferta no es para nada revolucionaria, aunque tampoco pretende serlo. Asimismo, puede que de buenas a primeras se  antoje una propuesta algo genérica, sin embargo, sabe cómo jugar bien sus cartas para ser atractiva al jugador.

Infinite: Beyond the Mind se puede disfrutar en solitario con la posibilidad de escoger entre tres niveles de dificultad, así como en cooperativo, modalidad en la cual encontraremos una única dificultad estándar. En cuanto a la estructura o presentación del título, esta se compone de 16 niveles divididos a su vez en dos pequeñas fases que desencadenan en una batalla contra un jefe final. El planteamiento de los niveles en sí está cortado bajo un mismo patrón, pues tan solo tendremos que ir avanzando acabando con todas las huestes enemigas del malvado ejército de Evangelyn.

En este aspecto, hemos de decir que los enemigos quizá no son muy variados a lo largo de la aventura, sobre todo en los primeros compases de esta misma. No obstante, los escenarios han tenido mejor suerte en este sentido, pues se nos antojan más variados, dentro de lo que cabe, y además cuentan con un nivel de detalle bastante considerable. Asimismo, estos esconden ciertos elementos de ayuda, como paquetes de salud, o secretos que favorecen en parte a la exploración. De esta manera, podremos encontrar algunos caminos alternativos que pueden suponer atajos, los cuales nos permitirán terminar las fases con mayor rapidez y facilidad. También hay que decir que los jefes tienen un buen diseño, y alguno que otro supone un desafío a batir. Sin embargo, los patrones de ataque o las mecánicas de estos mismos pecan de ser escasos, poco inspirados y repetitivos.

En cuanto a la jugabilidad se refiere, Infinite: Beyond the Mind cuenta con un control y un manejo bastante cuidado, así como depurado. Las posibilidades al alcance del jugador son las siguientes: doble salto para poder esquivar obstáculos o enemigos así como cambiar de altura o rebotar en algunas paredes, atacar cuerpo a cuerpo, ejecutar ataques especiales o esquivas gracias a un dash que está limitado por una barra de energía. Estos son los elementos jugables básicos del título, los cuales son más que suficientes para ofrecer una experiencia de acción trepidante sin descansos ni respiros a la par que fluida.

Por lo que respecta al apartado audiovisual, Emilie COYO ha realizado un trabajo bastante notable. El apartado artístico luce un pixel art bastante bonito que denota cierto dominio de la técnica y la estética, a su vez hace un buen uso de la paleta de colores para atraer al jugador y ser así también seductor a simple vista. Como ya hemos comentado, los escenarios están muy bien logrados, tanto en diseño como en detalle, y lo mismo podríamos decir de los efectos visuales. Por último, la banda sonora es algo cañera con muy buen ritmo y dinámica, lo cual viene genial para acompañar a la acción tan frenética del título.

Conclusión

Infinite: Beyond the Mind es una mezcla de acción en 2D y plataformas curiosa que cumple satisfactoriamente con su función. Supone un buen entretenimiento que se antoja divertido a pesar de su escasa duración de 1h o 1h y media. Esto quizá pueda frenar a alguna persona que busque productos con más chicha. No obstante, el videojuego se comporta muy bien en su apartado jugable, y el audiovisual está francamente bien para los recursos que se han utilizado en su desarrollo. Ahora solamente os queda embarcaros, ya sea en solitario o acompañados, en una accesible aventura de acción para todos los públicos.

Infinite - Beyond the Mind

8.99€
6.8

Gráficos

7.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Sonido

7.0/10

Duración

6.0/10

Pros

  • Buena jugabilidad y manejo
  • Un diseño pixel art bastante bonito
  • La mezcla entre acción 2D, plataformas y shoot'em up está muy bien implementada

Cons

  • La duración puede ser algo corta
  • La premisa argumental es demasiado superficial
  • Las mecánicas y patrones de los jefes son muy repetitivas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.