Tras varios meses de suspense, retrasos y cancelaciones, por fin podemos expresar nuestros sentimientos sobre el último capítulo de The Walking Dead

(ANÁLISIS LIBRE DE SPOILERS)

Después de muchas idas y venidas, subidas y bajadas, sorpresas y giros de guion (tanto dentro como fuera del juego), por fin podemos poner un punto final a la historia protagonizada por Clementine. Un cierre muy bueno que nos deja con cierto sabor agridulce, y es debido a que no ha sido la propia compañía TellTale Games la encargada, con su propio puño y letra, de cerrar la saga. Aunque algunos de sus componentes han colaborado con Skybound Games (la gente con la dura misión de reflotar la licencia), me hubiera gustado que el estudio inicial fuera el responsable de apuntillar esta historia de supervivencia y lo que hubiese sido mejor: conocer cual podía ser el rumbo que hubiese seguido de aquí en adelante con futuros proyectos.

Quienes hayan jugado a The Walking Dead desde la primera temporada hasta esta última, habrán visto un cambio significativo en muchos aspectos. No solo en lo visual, que a la vista está en las imágenes que estamos poniendo, sino en su concepto jugable. Vale que seguimos teniendo una aventura conversacional con tintes de acción a base de QTE’s, pero en esta cuarta temporada todo tiene otro aire distinto, resultando ser mucho más accesible, fresco y lógico, lo que le sienta de maravilla (junto con una cámara detrás de Clem que le daba otro enfoque distinto a la jugabilidad). Todo esto se magnifica, como no, en el último capítulo que sirve como broche de despedida: los combates son más intensos, las decisiones son mucho más duras y la historia… bueno, mejor que la historia la descubráis vosotros mismos.

Como hemos visto de manera similar en Life is Strange 2, uno de los puntos clave que vamos a tener que afrontar en este último episodio de The Walking Dead es el cuidado y la educación de nuestro pupilo AJ. Lo que suceda en nuestro grupo, a nuestra persona o al futuro de AJ dependerá en gran escala de nuestro comportamiento y actitud en los momentos más tensos. Por supuesto, no hay blancos y negros, o un bien y un mal que se diferencien, sino que todas nuestras decisiones estarán envueltas en un manto de grises que harán más difícil (si cabe) dar con la respuesta deseada.

No solo Clem se hace mayor, sino que AJ empieza a notar signos de agotamiento, de empieza a plantear escenarios futuros y a tener sus propios razonamientos. Ya no es el pequeño chavalín que respeta y acata cualquier orden que le ordena Clem, sino que empieza a tener su propia visión del mundo postapocalíptico que les rodea, y comienza a hacer las cosas a su manera. Clem no es madre, y aunque ha educado a AJ durante años, ve que todo el panorama le viene grande, teniendo que lidiar con las situaciones que se presentan de la mejor manera posible. Todo este trasfondo es increíble, y por méritos propios, convierten el último capítulo de The Walking Dead como uno de los mejores vistos hasta ahora, al mismo nivel de lo vivido en la primera temporada e incluso superándolo.

La nostalgia está presente y rebosa por todos los lados. Skybound tiene que cerrar de una vez por todas el largo peregrinaje que ha tenido The Walking Dead y lo hace tocando los sentimientos de los fans. Aunque hay momentos trepidantes llenos de ritmo y con situaciones tensas que nos mantendrán absorto durante toda la escena, donde vemos que despunta el capítulo es en hacernos recordar de dónde proviene nuestra querida Clem y cuál es el broche final que tanto ella como los jugadores merecemos. Quienes hayan jugado a las temporadas anteriores verán personajes antiguos en situaciones familiares, eso sí, con ese sentimiento que tendremos de que todo acaba ya, de que es el fin de verdad. Dos horas de “feelings” entre no-muertos cargadas de cariño hacia el jugador, y con la sensación de que ambos estudios han querido hacer las cosas bien y finalizar la temporada con la cabeza bien alta.

Como veis, no he querido profundizar en exceso en este cuarto y último capitulo llamado “Take Us Back”. Sería una imprudencia por mi parte desvelar más detalles de los ya descritos. En cambio, sí que puedo deciros que hacía tiempo que no sentía tanta emoción contenida, tanto apego por un personaje que intenta hacer las cosas de la mejor manera posible y tanta pena de que TellTale Games no profundice en unas mecánicas jugables y un apartado técnico que se han visto mejorados significativamente con el paso de los años. Simplemente quiero incidir en que aquellos escépticos que vivieron con inseguridad la tercera temporada, que no se asusten. Esta cuarta parte de la historia de Clem y compañía es digna de ser jugada, ya no sólo por los instantes finales de la aventura y ser testigos del final de la aventura, sino por los buenos momentos que experimentaremos en cada capítulo.

Sólo me queda una cosa por hacer, y es agradecer enormemente a Skybound Games por retomar un proyecto que parecía perdido, junto con otras distribuidoras como Meridiem Games, quienes van a distribuir en nuestro territorio esta cuarta temporada. Eso sí, los mil millones de gracias se las debemos a TellTale Games, ya no sólo por The Walking Dead, sino por el innovador sistema de juego que crearon en su día, por la posibilidad de portear estas increíbles aventuras a todo tipo de usuarios y cómo no, de hacernos reír, llorar, preocuparnos y amar a un personaje tan carismático como Clem.

 

Conclusión

The Walking Dead, el videojuego que catapultó a una compañía y a la vez sepultó sus esperanzas finaliza esta montaña rusa de sensaciones, cambios de desarrolladora y retrasos en el lanzamiento de los capítulos con un broche de oro. El final resolutivo de las andanzas de Clem llega a su fin, y tanto aquel que haya sido fiel a la saga de videojuegos, como aquellos que se inician con esta temporada, encontrarán un título muy bien medido, con acción, conversaciones y un cariño especial que tanto su protagonista como los usuarios merecemos.

The Walking Dead Final Season

23.99€
9

Nota final del capítulo

9.0/10

Pros

  • Final conclusivo y cerrando hilos argumentales
  • Maniene la misma calidad técnica y gráfica que los anteriores
  • Posibilidad de jugarlo con voces en español

Cons

  • Acaba la historia de Clem
  • Es más fácil de lo normal
  • Que no veamos nuevos proyectos de TellTale Games

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.