Code Vein presenta su Demo para Xbox One. Entre souls y anime está la cosa

Desde ayer mismo está disponible la demo de Code Vein para Xbox One y otros sistemas. Si bien es solo un pequeño anticipo del producto completo, nos permite entender un poco más sus mecánicas, estética y propuesta narrativa a través de lo que parece el prólogo del juego. De esta forma, empezando por un tutorial algo tedioso, vemos los primeros compases y mecánicas que ofrece Code Vein.

Lo más destacable en cuanto a la jugabilidad es el hecho de que no tenemos un personaje atado a una clase ni tampoco es estricto a la asignación de puntos a estadísticas. En este título acumulamos niebla que podemos invertir en subir de nivel. Esto mejora nuestras estadísticas base, pero para decidir cuales potenciamos debemos recurrir a los códigos de sangre, que vienen a ser arquetipos de personaje. En esta demo disponemos de uno de tipo caballero, otro mago y uno más ágil para armas a distancia, entre otros.

Los códigos de sangre, que vienen a ser arquetipos de personaje

Asimismo, asignar uno u otro es de libre elección y cambio gratuito. Además de que se pueden conseguir más venciendo a enemigos o como regalo de algún aliado. A través de la asignación de un código nuestras estadísticas varían. Como pasaba en Dark Souls, es necesaria una cantidad concreta de fuerza para empuñar un arma pesada y la forma de obtenerla es tener un código de sangre adecuado. Cabe destacar que cambiar nuestro tipo también abre camino a habilidades activas y pasivas varias, y todo un arsenal de hechizos y habilidades. Tanto las habilidades como el equipamiento son mejorables mediante la inversión de materiales y puntos.

La barra de energía y salud hacen acto de presencia una vez más. Atacar, esquivar o correr consumen energía y la salud se pierde al recibir golpes, la fórmula común. El cambio más curioso es el posicionamiento de botones, pues optan por volver al esquema clásico de X e Y para ataque ligero y atado potente, lo cual lo acerca más a un hack n slash con stamina que a un souls puro. Y esto no lo digo solo por el mapeo del mando, sino por el estilo de combate que ofrece Code Vein. Pues para avanzar por el mundo podemos ir acompañados de un aliado, cosa que simplifica la dificultad al dividir la atención de los enemigos. Además permite crear combinaciones entre personajes, como tener uno más robusto que nos proteja mientras nos centramos en hechizos. Para más inri las mismas animaciones y combos se asemejan a un juego de acción, aunque por el consumo de energía tampoco nos podemos venir arriba. En este punto el efecto anime se hace latente.

Más cerca de un hack n slash con stamina que un souls puro

Code Vein es una mezcla entre Tokyo Ghoul y Entrevista con el Vampiro. La estética recurre al estilo gótico-emo y a los personajes joviales en contraposición a otros más taciturnos o carentes de expresión, como almas en pena. El propio editor de personajes permite crear un variopinto elenco de posibilidades para nuestro héroe o heroína. En cuando a ambientación, Code Vein presenta un mundo sombrío y lleno de catedrales, ruinas y ropas que combinan el shonen típico con una película de Drácula.

Toda esta puesta en escena viene acompañada de una historia igualmente lúgubre, pues tras la caída de la “reina roja” el mundo se sumió en una niebla que transformó al ser humano en un ente inmortal pero dependiente de la sangre. Si a priori,no quedan humanos normales te preguntarás: ¿Y que comen? pues unos frutos que dan ciertos árboles, los cuales equivalen a la sangre humana. Más este recurso es escaso y la humanidad ha caído en conflicto y guerras de bandas para sobrevivir. Puesto que como ya he dicho son inmortales, de hambre no morirán, pero si se pueden convertir en perdidos si no consumen regularmente. Por otra parte el mundo está envuelto en la niebla y las zonas segura escasean. Así que para salir al exterior hay que llevar máscara de filtros para no acelerar la conversión en perdido.

Sin duda, la premisa, jugabilidad y puesta en escena convierten a Code Vein en un curioso miembro del género Souls. Por no decir que aporta todos los elementos típicos del género, como “hogueras”, equipamiento tras vencer enemigos, premios especiales al vencer jefes y la mecánica de recuperar lo perdido tras la muerte. Aunque gráficamente no es un espectáculo, cumple lo suficiente dentro del canon de juego de corte anime. Asimismo la historia, llena de tópicos, puede resultar interesante para arrastrarnos las horas que pueda dura el desafío de Code Vein.

Code Vein se lanzará para Xbox One, PlayStation 4 y PC el próximo 27 de septiembre de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.