Para muchos, Diablo II ha sido no sólo un juego, sino un estilo de vida que volverá a marcarnos este próximo mes de septiembre

Los tambores de guerra vuelven a sonar. El suelo tiembla cada vez con más fuerza con la llegada de las huestes del mal. La profecía está en marcha y Baal, el Señor de la Destrucción, se prepara para resurgir en nuestro mundo. Por suerte, esta aventura ya la hemos vivido. Conocemos al enemigo, sus puntos débiles y la forma de matar a este ente demoníaco. Y es que Diablo II ha calado mucho en nuestra mente, y por mucho que resucite, seguiremos completando el juego las veces que haga falta.

El azufre se mezcla con la podredumbre

Ya sea para saciar nuestra sed de aventura rolera, como aperitivo para la nueva iteración que está por venir, o como globo sonda para ver nuestro apego a la nostalgia, lo cierto es Diablo II: Resurrected ya está de camino. Nosotros hemos tenido acceso a la beta del juego, y aunque algunas funciones no están habilitadas, con lo que hay disponible nos podemos hacer una idea de lo que veremos en la versión final el próximo 23 de septiembre.

Diablo II: Resurrected contará con la aventura principal y con su expansión Lord of Destruction. Contaremos con siete clases de personaje, cada uno con sus cualidades únicas y su estilo de combate. En esta beta, tanto el nigromante como la asesina estaban bloqueados, y desconozco si los vamos desbloqueando a medida que jugamos o que aún no están adaptados a esta remasterización. Sea como fuere, con lo que tenemos disponible tendremos horas y horas de diversión por el mundo de Santuario.

Vuelve a sentir el frío de las mazmorras

Quien haya jugado a la entrega original de hace 21 años verá que todo sigue en su sitio en esta nueva versión. Para bien y para mal. La esencia perdura, pasen los años que pasen, y que hayan tocado aspectos gráficos y jugables no “chirría” ni se ve con malos ojos, si no todo lo contrario. El lavado de cara le sienta genial, todo se ve más “limpio” y con muchos mejores efectos de luz. Incluso las animaciones de héroes y enemigos se ven más suevas, más fluidas.

¿Te interesan este tipo de juegos? Entonces no te pierdas nuestro análisis de Torchlight 2, con mecánicas muy parecidas pero más alegres y coloridas.

Eso sí, a estas alturas de partido, y con tantas propuestas parecidas que han ido saliendo, hay elementos que podían haberse mejorado. Por ejemplo, no podemos hacer cambios de cámara, ni zoom, ni nada. Evidentemente en Diablo II: Resurrected todo está pensado para que no haya obstáculos en nuestro ángulo visual, pero en ocasiones se hubiese agradecido un enfoque más ampliado en ciertas batallas o situaciones.

¿Ereas más de armas cuerpo a cuerpo, arco o hechizos?

El control con mando se ha adaptado de manera magistral. En vez de “clickear” el ratón del PC como hacíamos hace dos décadas, ahora machacaremos el botón A de nuestro mando. Las magias, pociones, segundas equipaciones… todo se ha resuelto de buena manera, con accesos rápidos que no nos hagan perder un valiosos segundos en mitad de una contienda.

Puede que lo peor sea la organización de nuestro inventario. O si vemos mucho loot en el suelo, tener la capacidad de discernir qué objetos nos interesan y cuales no. Hacer todo eso con pad es un poco más engorroso, pero como todo, con un poco de práctica seguro que nos adaptaremos a ese tipo de gestiones.

Una partidita más…ahora con otro héroe

En esta beta de Diablo II: Resurrected tendremos muchas zonas que explorar. Además, habrá de todo tipo: desde la aldea donde comprar vender accesorios, hasta catacumbas, cementerios, etc. Siguen siendo espacios grandes donde la exploración y la búsqueda de secretos estarán a la orden del día. Además, cada vez que empecemos, el mundo entero cambiará, por lo que no habrá dos partidas iguales (vamos, como en los viejos tiempos…)

Conclusiones de la Beta de Diablo II: Resurrected

Las sensaciones que nos deja Diablo II: Resurrected han sido muy positivas. El trabajo con su apartado gráfico es notable, tanto en su iluminación como en la fluidez de los personajes. Todo sin perder ni un ápice de la esencia que hizo a la entrega tan especial.

Faltan por ver cosas, eso sí. Estamos deseando que desbloqueen su faceta multijugador para poder experimentar con amigo el juego en cooperativo. Pero si todo es como hasta ahora, seguro que los fans cogerán con ganas esta remasterización y no dudarán en meterle otras ¿50, 100, 200 horas? a este clásico de Blizzard. Sin duda, un buen “aperitivo” antes de meternos de lleno en Diablo IV el próximo año.

Agradecemos a Blizzard el código para el acceso a esta Beta. Si queréis estar informados sobre cualquier noticia relacionado con el juego, no dudéis en visitar su web oficial pinchando aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.