A partir del 2 de octubre los suscriptores de Xbox Game Pass podrán descargar Forza Horizon 4.

Con la primera entrega de la serie Forza Horizon en Microsoft vieron algo en el estudio británico Playground Games que les dio vía libre para continuar desarrollando nuevas entregas y tras jugar a la demo de la cuarta entrega de la serie hay algo que se me viene a la mente y esto es que si para la fecha en la que a Phil Spencer se le permitió jugar a este título aún tenía dudas sobre la adquisición del estudio, el poner las manos en el mando y empezar a jugar a Forza Horizon 4 tuvo que haber sido el empujón que necesitaba.

Me permito aclarar que estas son unas impresiones de carácter personal y que por supuesto una vez sea el momento de publicarlo encontraréis en nuestra página el respectivo análisis de Forza Horizon 4 por alguien con mucha más solvencia dentro del género. Teniendo en cuenta esto me he tomado la libertad de redactar un texto que refleja la opinión de un jugador que ha tenido poco contacto con la serie, pero que desde ya marca con entusiasmo el 2 de octubre en su calendario.

Al haber tenido poco contacto con las anteriores entregas de la serie solo puedo decir que si Forza Horizon 3 ya llevaba a la excelencia lo hecho en la segunda entrega, Forza Horizon 4 no se queda por detrás. Repito que no soy un experto en el género de conducción, pero esto no me impide expresar que la experiencia jugable es fantástica. El haber quedado en gran parte de mis primeras carreras en los últimos puestos no me ha desanimado para nada y todo lo contrario el equilibrio entre simulación y un estilo de juego más arcade hace que sin importar el resultado desees seguir conduciendo. Es algo que habrá que esperar hasta un análisis en mayor profundidad pero de momento la demo me deja con la sensación de que el festival Horizon dará para muchas horas de diversión que esperemos no caigan en la repetitividad.

Esta demo no permite que nos hagamos demasiada idea de lo que representarán los cambios climáticos pero durante los primeros minutos de juego se nos da un pequeño esbozo de los pequeños cambios jugables y artísticos que representarán.

En cuanto a lo jugable aún es temprano para juzgar pero si hay un aspecto por el cual Forza Horizon 4 ya se lleva las alabanzas, tanto si juegas en una Xbox One X como en una Xbox One S, es en el apartado técnico. A falta de haberlo probado en la consola premium de Microsoft he de decir que los poseedores de una Xbox One estándar también hemos sido consentidos por Playground Games y es que desde los primeros segundos de juego se observa como el estudio ha hecho maravillas para explotar al máximo la potencia de la consola y ofrecernos un título que desde ya se sitúa como una de las joyas técnicas de la generación.

No importa a qué esquina decidamos mirar, Forza Horizon 4 es visualmente impactante y si bien el saber la velocidad a la que va el coche o tu posición en la carrera son datos importantes, te invito a que por lo menos durante una carrera desactives desde la configuración todos estos elementos de la interfaz, que si bien durante el juego no se sienten demasiado intrusivos es sin su presencia cuando el botón de “Xbox” no dejará de ser pulsado y es que cada momento es digno de hacerle una captura. Lo que a mi modo de ver le da más peso a lo logrado con este Forza Horizon 4 es el hecho de que el videojuego pueda codearse con Forza Motorsport 7 a nivel técnico y alardear de hacer esto en un mundo abierto.

En pocas semanas Forza Horizon 4 se lanzará al mercado y podremos ver si las buenas sensaciones que ha dejado esta demo se ven representadas en el producto final, visualmente el título tiene poco por demostrar pero será en su contenido y en las sensaciones al jugarlo por horas donde todas las miradas estarán puestas. Esta demo no solo ha llegado para convencer a los fanáticos de la serie sino que también logra cautivar a aquellos que se han acercado poco al género de la conducción pero que con Forza Horizon 4 todo pinta a que no habrá mejor forma de hacerlo.