En Hyper Sentinel las horas pasarán como minutos.

De la mano del estudio Huey Games ha llegado a Xbox One el videojuego Hyper Sentinel, una propuesta de acción que busca cautivar a los jugadores de la vieja escuela y porque no, enganchar al jugador contemporáneo. De la meta de 15.000 £ el estudio ubicado en Manchester, UK, obtuvo 21.068 £, mostrando así que hay un deseo de shoot ‘em ups o matamarcianos para los amigos. En el siguiente análisis comentaré que tan bien lo ha hecho Huey Games con este homenaje a lo retro y una respuesta a si ¿vale la pena Hyper Sentinel?

Antes de encarar un análisis siempre me gusta ir a YouTube y buscar un par de gameplays sobre el videojuego en cuestión, con Hyper Sentinel hice lo mismo, la experiencia resultó horrible, tanto que decidí mejor empezar a jugarlo al día siguiente. No es que el juego sea malo, simplemente el ver tanto frenetismo no me cautivo demasiado, por suerte mi trabajo no era observar videos y comentar sobre estos, era jugar y al día siguiente siendo las 09:00 p.m. empece a jugar a Hyper Sentinel, mi primera partida terminó a las 11:30 p.m., fue un desamor a primera vista, pero me alegra que con la primera puesta en contacto todo esto haya cambiado.

No se si por fortuna o por desgracia, la época de esos matamarcianos no me tocó (no había nacido básicamente), pero eso nunca me ha impedido disfrutar de estos videojuegos retro, se me dan bastante mal pero puedo disfrutar por igual un Fortnite o un Banjo-Kazooie. En la variedad está el gusto. El objetivo de Hyper Sentinel es homenajear a los clásicos shoot ‘em up, el videojuego lo hace, pero decir que matas monstruos al igual que se hacía en los 80 sería una conclusión bastante plana, así que prefiero ir a una comparación que considero que define mejor el tipo de homenaje que es Hyper Sentinel.

Tal vez no encuentres demasiada relación pero a la hora de jugar a Hyper Sentinel me transporto a la época en la que jugaba a Metal Slug, esto por su premisa simple, destruir todo lo que se atraviese en tu camino, con eso basta para que al igual que lo hacía en mi niñez, pueda jugar a Hyper Sentinel por horas, ser derrotado y otra vez, y sin embargo seguir pasándola fenomenal. La hazaña de Huey Games no es traernos en 2018 un videojuego que se vea y se juegue al igual que antaño, la chispa que hace de Hyper Sentinel un videojuego tan mágico es al igual que los clásicos lo hacían, engancharnos desde el minuto uno y por supuesto, hacernos sufrir un montón.

Siguiendo la lista de cosas por comentar enfatizó en lo jugable diciendote que este es un videojuego retante, creo que los jugadores más experimentados lo encontrarán bastante divertido por el reto que supone completar los desafíos que el título plantea, pero del otro lado, de quienes no se nos da tan bien o son nuevos dentro del género, también creo que habrá una experiencia bastante satisfactoria. Durante mi primer media hora pude adaptarme con facilidad al esquema de control y si bien no puede decirse que sea un prodigio, una vez le coges el truco al control, a los patrones de ataques de los enemigos y elementos del escenario es cuando le das al botón de Xbox, buscas Spotify… eso más adelante. El perder no es para nada frustrante y de hecho se disfruta tanto el jugar a Hyper Sentinel que como es en mi caso, la mayoría de muertes no son por jugar calmadamente sino por tratar de hallar nuevas estrategias y formas de enfrentar a los enemigos, el videojuego es consciente de esto y por ello entre más veloz y creativo sea tu estilo de juego más recompensas obtendrás.

Para el jugador promedio el completar únicamente los niveles arcade, un total de 5 subdivididos entre tres, 1A, 1B, 1C, 2A, etc. la aventura puede tener una duración aproximada de unas 4 horas, ganando en dificultad conforme avanzamos. Más allá de los niveles arcade la duración se multiplica fácilmente con los modos de juego que tienen cada uno de los niveles, el ya mencionado Arcade, donde debemos derrotar a todos los enemigos del escenario y luego tener una batalla contra el jefe de turno, el Survival, donde tendrás que sobrevivir la mayor cantidad de tiempo posible, y el Boss, donde te enfrentarás solo al jefe final del nivel seleccionado.

Si ya de por sí el videojuego tiene una estética retro, los más nostálgicos se encontrarán además con la posibilidad de activar tres modos visuales adicionales Spectrum, C64 y TV-CRT. Al igual que el apartado visual el componente sonoro también es un homenaje a lo retro, con ritmos electrizantes que nos sumergen aún más dentro de la frenética acción de los combates.

Respondiendo a la pregunta inicial, Hyper Sentinel vale completamente la pena, si buscas diversión arcade que logre atraparte por horas este es un videojuego a tener en cuenta. La superación de cada nivel puede tardar menos de diez minutos si te encuentras en el modo de dificultad normal, dando lugar a partidas rápidas que se disfrutan bastante. Si por el contrario buscas mayor desafío puedes seleccionar el modo retro y ya me dirás tu, no te promete que no te saque lagrimas pero la satisfacción al vencer a ese H$/#@7&p$! será indiscutible.

Finalmente Hyper Sentinel es un videojuego puramente arcade, permitiéndonos volver cada tarde de viernes a desahogarnos, siendo mi consejo como lo comentaba líneas arriba, el abrir el Spotify, darle a tu música y disfrutar al máximo de este matamarcianos.

Hyper Sentinel

14,99 €
Hyper Sentinel
7.3

Gráficos

7.0 /10

Sonido

7.0 /10

Jugabilidad

7.5 /10

Duración/Diversión

7.5 /10

Pros

  • Un auténtico homenaje a los matamarcianitos en todos los sentidos
  • Retante pero de facil acceso para todo el publico
  • El videojuego premia la creatividad del jugador
  • Mejorado para Xbox One X
  • Integración con Mixer

Cons

  • Se hace en falta más niveles
  • Los textos solo están en inglés