Una tarde de domingo que te pones a repasar el catálogo añejo y de repente das en tu colección con un juego que llegó en exclusiva para Xbox 360 y que, al menos a mi, me gustó y disgustó a partes iguales aunque lo que es innegable es que hizo sus cosas bien. Entonces ya es cuando me empieza a picar de más la curiosidad y me meto de lleno en la investigación de Lost Odyssey para saber que fue del estudio encargado de este J-RPG exclusivo que nos metía en la piel de un inmortal con una gran historia de mil años detrás.

Me gustaría repasar la historia de Mistwalker empezando por la parte referente a su fundación de la mano de Hironobu Sakaguchi después de su salida de Square Enix. Hay que decir que lo que propició su salida no solo fue la fusión de Square y Enix sino también el fracaso comercial que supuso la película de animación Final Fantasy: La fuerza interior. Entonces Hironobu Sakaguchi decidió montarse su propio parque de atracciones, con casinos y… y el resto ya os lo sabéis. Para el que no lo conozca este señor es ni más ni menos que uno de los padres de Final Fantasy, la ya archiconocída saga de RPG’s japoneses, amada y odiada a partes iguales. Hironobu Sakaguchi no solo fue partícipe de esta proeza (la historia de como surgió el nombre de Final Fantasy ya es algo para tatuarse en la espalda) sino que también participó en proyectos como Chrono Trigger, Parasite Eve y muchos más, lo que nos hace ver que este desarrollador no es un mindundi cualquiera pero no nos vamos ha engañar, está desaparecido en combate y esto es algo que nos afecta a los que jugamos a videojuegos.

Hironobu Sakaguchi posando con Terra Battle de fondo. Señor, tráenos al genio de vuelta a las consolas.

Volviendo a Mistwalker y su breve pero intenso período de trabajo podemos encontrar varios títulos para Nintendo DS, Wii e incluso Android pero en concreto dos de ellos que llegaron de manera exclusiva a Xbox 360: Blue Dragon y Lost Odyssey. Ambos son videojuegos muy de nicho, J-RPG’s con sus dimes y diretes que nos llegaron en 2006 y 2008 respectivamente. Blue Dragon fue ese golpe en la mesa para darle al público japonés algo de sus raíces en la consola americana donde el estudio contó con los diseños de Akira Toriyama. Fue un movimiento muy inteligente el de juntar a personas tan importantes del mundo del videojuego y el manga para captar la atención del férreo público japonés. Aún así no salió nada mal y dos años más tarde el estudio de Sakaguchi volvió a contraatacar con otro JRPG pero con un tono distinto, Lost Odyssey nos transportaría a un mundo mágico que puede recordar a los Final Fantasy claro pero que nos metía en la piel de Kaim Argonar que por culpa de un embrujo estaba destinado a vivir mil años, viendo como sus seres queridos morían con el paso del tiempo. La crudeza de muchos de sus relatos nos sacaban alguna que otra lagrimita porque tocaban la patata donde más dolía. Las mecánicas jugables se mantenían haciendo los respectivos cambios en el sistema de magias, manteniendo los combates por turnos y añadiendo también “combos” a los ataques que le daban algo más de dinámica a los enfrentamientos. Algo más que decir de estas dos joyas es que las bandas sonoras vienen de la mano de Nobuo Uematsu, simplemente geniales.

Gracias a la retrocompatibilidad de Xbox One hemos podido disfrutar de nuevo estos dos juegos de Mistwalker incluso de manera más cómoda porque en Lost Odyssey ya eran 4 dvd’s y ahora, con la descarga digital, no tenemos ni que movernos del sofá para disfrutar sin parar de toda la aventura. La noticia de la retrocompatibilidad hacía que Lost Odyssey incrementase sus ventas en Amazon un 900%, dato que habla por si solo dando a conocer el sencillo hecho de que a los jugadores les molan los juegos de Mistwalker y que usan la retrocompatibilidad más a menudo de lo que muchos quieren reconocer.

Blue Dragon retrocompatible en Xbox One
Blue Dragon retrocompatible en Xbox One

Ahora toca mirar al futuro de Mistwalker y Hironobu Sakaguchi para intentar pronosticar que va ha suceder con el estudio. ¿No sería buena idea que Microsoft volviese a fichar por ellos?. ¿Podrían estar tramando un nuevo contrato con el estudio tras las recientes visitas de Phil a Japón?. Desde luego que Mistwalker no está parada y sigue dándole al desarrollo de videojuegos aunque en el ámbito de los móviles con Terra Wars, pero esto no nos vale a muchos de los nosotros que estamos esperando un nuevo juego para consolas del mítico Hironobu Sakaguchi. Esperemos que den pronto señales de vida por que la espera comienza a ser como la de Kaim…de mil años.