Una de las entregas más incomprendidas y sobresalientes de la serie Halo llega por fin al recopilatorio, con algún que otro problemita menor.

Halo: Reach lleva ya dos semanas disponible en el recopilatorio Halo: The Master Chief Collection (también en PC) y, para el que escribe, hasta ahora ha sido una experiencia sumamente gratificante. Ver el juego a 60 FPS en alta definición es una delicia para alguien que es MUY fan del original, así como poder disfrutar de su fantástica jugabilidad en los modos online, que le hizo ganarse un lugar en el corazón de los fans. De hecho, Halo: Reach en Halo: The Master Chief Collection es una excelente recreación de la última incursión de Bungie en el universo Halo, aunque por desgracia también debemos decir que el resultado final aún no es perfecto. Los aspectos más importantes del juego se han trasladado a la MCC, pero hay algunas diferencias que impiden que el recién incluído Halo: Reach esté a la altura del original.

La progresión en Halo: Reach de la MCC se realiza de la misma forma que en el original: es decir, todo lo que uno tiene que hacer es jugar el juego. A medida que se completan las partidas multijugador, los jugadores ganan puntos. Obtener suficientes puntos da como resultado un aumento de rango y la oportunidad de desbloquear nuevos artículos cosméticos. Sin embargo, hay una diferencia, y es principalmente una de visibilidad. Las insignias de rango y los cosméticos son mucho menos visibles que en el Halo: Reach original. Actualmente, el rango sólo se puede ver en el lobby previo a la partida y la armadura sólo es visible a mitad de la misma. No se puede ver bien el Spartan de otro jugador, ni tampoco se puede ver el progreso de nuestros amigos en sus registros de servicio. El objetivo de los rangos y los cosméticos en los juegos online es presumir, por lo que ser incapaz de hacerlo reduce en gran medida su atractivo. Esto ha sido un problema para la MCC en su conjunto desde el primer día, y se esperaba que 343 hiciera algo al respecto una vez que añadiera Halo: Reach. Desafortunadamente, no lo han hecho y el la colección todavía carece de un sentido significativo de progresión. Sin embargo, no todos son malas noticias. 

La versión de Halo: Reach de la MCC se juega tan bien como se podría esperar. El apartado gráfico mejorado es algo digno de verse en movimiento y la mejora en los FPS le hace muy, pero que muy bien a Halo: Reach, al igual que para el resto de los juegos de Halo. Aparte de esto, el juego en sí es casi exactamente lo que era en el momento de salida. Sin embargo, hay un pequeño problema: la elección de mapas. Hay un sesgo notable hacia los mapas de Anniversary cuando se juega en modos como Team Slayer o Big Team Battle. Estos son mapas muy buenos, pero al tener Ridgeline y Solitario una y otra vez, los jugadores no tienen muchas oportunidades de disfrutar de otros grandes clásicos como los mapas de Highlands, Countdown o Forge World. Esto puede deberse al estilo del Halo: Reach original, que favorece mucho a esos mapas, así que esperamos que 343 se plantee reequilibrar la ponderación en algún momento pronto. Por otra parte, la MCC siempre ha favorecido ciertos mapas sobre otros, por lo que esto podría ser sólo otra cuestión de legado.

No es todo lo perfecto que desearíamos los fans, pero sigue siendo increíble jugar a Halo: Reach y a sus modos online de nuevo. Añadir Halo: Reach a Halo: La colección Master Chief fue un verdadero desafío para 343 Industries, pero aun así cumplieron con su cometido. En realidad, lo único que impide que esta moderna iteración supere a la original son un par de cuestiones menores, que tampoco afectan en mucho lo que supone Reach para los fans. Si finalmente se resuelven estos pequeños problemas, entonces 343 habrá entregado la experiencia completa de Halo: Reach que los fans esperaban.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.