Recién lanzado, este juego indie tipo “Stardew Valley”, se añade al catálogo de Game Pass.

Lazy Bear Games, el estudio independiente detrás de Punch Club, ha lanzado hoy su nuevo juego, Graveyard Keeper, para la familia de consolas Xbox One y PC.

Sin embargo, en un anuncio sorpresa, el juego también se ha añadido al programa de Xbox Game Pass en el mismo día del lanzamiento.

Descrito en su web oficial como “el más inexacto simulador medieval de gestión de cementerios del año”, Graveyard Keeper es un juego de gestión en el que los jugadores construyen y mantienen un cementerio a la vez que se enfrentan a varios “dilemas éticos”.

En uno días podréis disfrutar del análisis de Graveyard Keeper, realizado por un servidor.