Estas son las impresiones tras jugar la beta abierta de la nueva entrega del mundo abierto de Ubisoft

Tras la aventura en Bolivia con Ghost Recon Wildlands, Ubisoft vuelve a la carga con la segunda entrega directa de esta sub-franquicia con Breakpoint. Los Ghosts, en esta ocasión se verán superados en tecnología además de en número, con temibles enemigos y un malo malísimo mucho más acertado que su antecesor La Plaga.

Este miembro del equipo del ya conocido Nomad, Cole Walker interpretado por John Beltran (The Walking Dead, The Punisher Series) si que llena la pantalla en sus apariciones y tiene un mayor trasfondo además de poseer un mayor carisma. En esta ocasión, nuestro equipo está peor armado, ya que los enemigos, los Wolves, se han hecho con la tecnología que posee un empresario visionario, que intentó hacer de la isla de Auroa un vergel de sostenibilidad y prosperidad.

Entrados ya en el argumento, Breakpoint no deja de ser un Wildlands 1.5 con algunos cambios. Algunos importantes y no de por sí buenos, otros que mejoran aún más la experiencia para la que está hecha este título. Tintes de RPG mucho más fuertes hacen de esta segunda entrega la mas profunda, con 4 clases totalmente personalizables, cada una con sus habilidades. Y hasta aquí la descripción del juego, ya que esto lo podéis leer en cualquier store.

Breakpoint

¿Qué me he encontrado nuevo?

Pues a la hora de curarse, hay diferentes niveles de heridas y accesorios de curación, cojeamos o tenemos dificultades de movimiento o disparo. Podemos descansar en “hogueras” al más puro estilo Tomb Raider, preparar raciones de comida y mucho más.

Además, ahora si que podemos ocultar cadáveres al estilo Hitman, aunque no con tantas opciones, coger algunos items pasando solo por encima, camuflarnos con el entorno como con arena, barro, etc, quedarnos inmóviles y que no nos detecten los enemigos. Hasta ahí todo bien, muy bien, pero una de las cosas que más me gustaron de Wildlands pese a sus enormes carencias era la opción de jugar solo, pero “bien acompañado”.

Uno de los cambios más significativos es que, al menos en la beta y parece ser que en la versión final también, si jugamos solos es con todas las consecuencias, SOLOS. Al contrario que su precuela, Breakpoint no nos asigna a 3 bots como equipo, sino que si queremos jugar en escuadra tendremos que buscar compañeros en el matchmaking. Esto para mí es una de las grandes ausencias en la franquicia, y puede afectar muy seriamente en misiones de infiltración.

Por lo demás, armas personalizables como en Wildlands, solo que con mucha más opciones, más variedad y realismo si aún cabe. Y enfatizo lo del realismo, ya que activando las opciones para quitar el HUD, no jugar tan guiado y con más dificultad son las verdaderas “armas”del nuevo rumbo de la franquicia que tomó esta generación. Más equipo, y mucha más preparación, aunque a veces resultan algo inocuas según juguemos.

Breakpoint

Lo explico, como ya pasaba anteriormente, puedes jugar como quieras, sigiloso, táctico o entrando a saco deshaciéndose de los enemigos sin piedad. Pero esto a veces se ve truncado por una IA impasible ante nosotros. Si, podemos pasar a toda velocidad con vehículos armados hasta el techo y los enemigos se alertan, pero si vamos rápido es como si dijesen, “bah, pasando que me quedan 10 minutos de ronda“.

Y sigue pecando de lo mismo, y aún teniendo mucho contenido en cuanto a misiones secundarias y desafíos, siguen siendo tediosas y un tanto futiles. También pensaba que sería un mapa algo más pequeño, pero no. Que si, que tenemos sistemas de climatología mejorados (el viento es un pasada), paisajes variados, muchos NPC con historias que contar, pero las distancias a cubrir son absurdamente largas. Se diluye mucho la trama al estar todo el rato viajando, aunque podemos hacer uso del viaje rápido si desbloqueamos suficientes VIVAC (Campamentos u hogueras).

Hay sitios de reunión, pequeñas aldeas rebeldes donde encontrar misiones y demás, que nos tendrán ocupados muchas horas. Personajes que irán desgranando la trama de esta entrega y la historia de Auroa, al estilo The Division. Además cuenta con modo foto de inicio, para los amantes de las instantáneas y que quieran aprovechar la magnífica iluminación del título.

Breakpoint

En conclusión, si eres un apasionado de las misiones tácticas, de la tensión del combate y un amante de los mapas enormes es tu juego. Digamos que es más Wildlands, con novedades, más de lo que ya había y unos gráficos, que aunque no llegan a ser como los vimos en su presentación, cumplen en consola dado el tamaño de la zona de juego.

Peca de lo mismo que el anterior, sumando el hándicap de tener que usar el matchmaking o buscar una buena escuadra. Una lástima para los que nos gusta jugar solos teniendo el apoyo de la IA para tener más opciones tácticas. Aún así esperaremos al juego final para juzgar, pero más o menos podéis saber que si os gustó Wildlands y si lo hicisteis con amigos, no lo dudéis, pero si lo hicisteis solos, como yo, puede que genere muchas dudas.

Ghost Recon Breakpoint llegará el 4 de octubre de 2019 a Xbox One, Playstation 4 y PC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.