Anuncio

Si es que es malo tener muchos y muy malo no tener ninguno

Vaya tela. Ahora ya no podemos salir de casa por culpa de un terrible virus … espera un momento, ¿y si aprovecho para pasarme juegos que tenga pendientes?. Esta es la pregunta que más de uno nos hemos hecho en algún momento de nuestra vida y es que antes, cuando no había dinero para comprar muchos juegos, exprimíamos hasta el límite los juegos pero ahora que las ofertas son prácticamente continuas acumulamos muchos juegos (algunos incluso sin abrir o inicar). Y en Xbox One este problema es mayor por culpa de ese maravilloso servicio llamado Xbox Game Pass.

Cambiar de género también te hará cambiar de chip y dejar las partys online de lado para relajar la cabeza un poco.

Entonces este pensamiento me ha hecho darle vueltas a algo: ¿cómo debería de gestionar mi tiempo para disfrutar de todos los juegos que pueda?. Pues una de las ideas básicas que me ronda por la cabeza es la de combinar varios géneros (menudo genio, eso ya lo hacemos por nuestra cuenta). El caso es que, si tenemos oportunidad de combinar géneros conseguiremos no saturarnos con ningúno y así poder ir cambiando de juego a cada hora (o media hora) sin tener que soltar improperios por la boca (Sekiro y demás calaña).

Unas buenas carreras en Forza Horizon 4 son muy buena recomendación para invertir algo de tiempo.

Por ejemplo, si disponemos de un tiempo de aproximadamente 2 horas diarias para jugar (los más afortunados porque otros no podemos ni eso) lo suyo sería aprovechar para jugar con los colegas claro pero esto te limita a una experiencia que, aun siendo muy recomendable, podrías gestionar de otra manera para poder avanzar en otras historias y disfrutar de otras tramas, jugabilidades y demás características que diferencian a un videojuego de otro. Jugar unas partidas online a Sea of Thieves por ejemplo sería algo muy divertido donde la narrativa emergente haría prácticamente todo el trabajo y donde las historias quedarían en el recuerdo por siempre pero, si te limitas a darle una hora tan solo, podrás jugar a otra cosa y habrás llenado ese vacío online.

Nada mejor para disfrutar con los colegas que hacer el pirata en alta mar. Una gozada el multijugador de Sea of Thieves.

Una vez charlado con los colegas haciendo “el pirata” por los maravillosos mares del juego de Rare puedes continuar con otro tipo de juegos distintos que sean para un jugador como por ejemplo Ori and the Wild of the Wisps el cuál acaba de salir y está gustando muchísimo a la crítica y a los jugadores (análisis de Comunidad Xbox). Otra hora de un plataformas con puzzles y combate te hace cambiar el chip y, al no estar dependiendo de lo que hace otra persona en tu partida, puedes dejar que tu cabeza trabaje en solitario e incluso se relaje algo más. En definitiva, disfrutar del tiempo libre que se tiene es fundamental para tener una vida sana y si nos gestionamos bien las horas de juego podremos ir avanzando en algunos pero también disfrutar de partidas online con nuestros amigos.

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.